• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Raqueta temible

El tenista Novak Djokovic / EFE

El tenista Novak Djokovic / EFE

Novak Djokovic comenzó con triunfo la defensa de su título en Australia, con un nuevo instrumento de trabajo, hecho de grafeno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta es una raqueta afilada para un reto mayúsculo. Cuando el serbio Novak Djokovic habla en Melbourne del grafeno, “el material más fuerte y ligero que hay en el planeta”, está describiendo los componentes del arma con la que ataca la conquista de su tercer Abierto de Australia.
Ayer, en Melbourne, el serbio comenzó esa búsqueda con un triunfo en tres sets (6-2, 6-4 y 7-5) ante el francés Paul-Henri Mathieu. El número uno empieza el asalto con una nueva herramienta de trabajo y protegido por una virtud única en el circuito. Su cobertura de pista fuerza a sus rivales a buscar lo imposible. Muchos pasan de la desesperación a la asfixia. Se ahogan en errores. Pasó en el último partido que disputó el serbio en 2012, mientras levantaba un impenetrable muro defensivo camino de celebrar la Copa de Maestros de 2012. El suizo Roger Federer, derrotado en la final del torneo que cerró la temporada, cometió 42 errores no forzados en 2 horas y 14 minutos, por sólo 28 de Nole.
“Djokovic tiene una lectura de las jugadas excepcional, que le permite prever con mucha antelación las siguientes opciones de golpeo en cada secuencia de la jugada”, explicó desde Melbourne José Perlas, preparador del italiano Fabio Fognini, quien aprovecha la completísima base de datos de uno de los primeros entrenadores que apostó por el análisis en video de los contrarios. “Tiene las cualidades físicas y técnicas necesarias para convertir lo que piensa en realidad”.
El serbio, viene a decir Perlas, tiene la rara habilidad de transformar los sueños en certezas. A lo ancho de la pista, se contorsiona en un baile diabólico que tortura sus articulaciones hasta insuflarle vida a peloteos que habían muerto. Sus 80 kilos repartidos a lo largo de su estatura de 1,88 metros impulsan los zarpazos que hieren a sus rivales.

Siempre en guardia. “Hay muchos jugadores que se están moviendo bien en el circuito”, reflexionó Federer. “Lo que hace Novak tan bien es que estando a la defensiva consigue de alguna forma estar al ataque. Eso es lo que le separa un poco del resto. Otros simplemente consiguen devolver una bola extra, hacerte dudar. Él se mantiene de alguna manera al ataque, realmente te roba el tiempo (para preparar el siguiente tiro)”, cerró el campeón de 17 torneos del Grand Slam.
Un día le preguntaron a Nadal si no le incomodaba carecer de la estética de Federer en la técnica de para golpear. Le hablaron de la diferencia entre el talento natural y el talento moldeado por el entrenamiento. “¿Talento?”, contestó levantando una ceja el mallorquín, que no podrá defender la final alcanzada en 2012. “¿No es talento natural devolver una pelota en posiciones forzadas, pero larga, profunda, haciendo daño, no simplemente poniéndola al otro lado de la pista?”, dijo en referencia a una de sus cualidades más destacadas. Y sí, eso es talento, y muy pocos pueden compararse al español en ese arte. Pero Djokovic llega en sus mejores momentos a superarle.
“Federer juega muy agresivo, quiere acabar pronto los puntos”, dijo el serbio después de ganar aquel partido en la Copa de Maestros. “Busco conseguir que muchos de sus tiros sigan en juego. Conseguir pasar de una posición pasiva, un par de metros por detrás de la línea de fondo, a otra agresiva. Meterle en intercambios largos”.
Djokovic busca su sexto grande bajo el calor extremo de Melbourne, uno de sus peores enemigos. Entre los tenistas en activo, sólo Federer ha ganado más títulos que él sobre pista rápida. En Melbourne, la mejor bala de Nole es la que falla el contrario.

El Dato
Djokovic espera conquistar su tercer título consecutivo en Australia, algo que nunca ha sucedido desde 1968, cuando comenzó la era de los Abiertos del tenis profesional.