• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Raonic supera a Feliciano López en una guerra de bombas

Milos Raonic | EFE

Milos Raonic | EFE

El canadiense cerró el partido en tres horas y cinco minutos, usando su saque como arma definitiva, sumando los tres últimos "aces" de su cuenta de forma consecutiva en el último juego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Milos Raonic y Feliciano López libraron una auténtica batalla de misiles en la Hisense Arena, respondieron a su fama de cañoneros, y aunque el español salvó dos bolas de partido, el canadiense avanzó a los cuartos de final del Abierto de Australia al vencer por 6-4, 4-6, 6-3, 6-7 (7) y 6-3.

En total hubo 51 saques directos, 30 por parte de Raonic con uno de ellos a 228 kilómetros por hora, que se medirá en los terceros cuartos de final de su carrera en un grande contra el ganador del encuentro de esta noche entre el serbio Novak Djokovic y el luxemburgués Gilles Muller.

La derrota de Feliciano, unidas a las de David Ferrer ante el japonés Kei Nishikori (6-3, 6-3 y 6-3) y de Guillermo García López ante el suizo Stan Wawrinka, defensor del título (7-6, 6-4, 4-6 y 7-6), en el cuadro masculino, y de Garbiñe Muguruza ante la estadounidense Serena Williams (2-6, 6-3 y 6-2) dejan a Rafael Nadal, que mañana se enfrentará con el checo Tomas Berdych, como único español en los cuadros individuales.

Feliciano había salvado el pellejo la semana pasada dos veces, anulando tres bolas de partido contra el estadounidense Dennis Kudla, y otra más ante el francés Adrian Mannarino que acabó retirándose lesionado.

Luego había ganado con autoridad al polaco Jerzy Janowic y había reforzado su moral con esas escapadas, por lo que afrontaba el partido recordando que contaba con una victoria ante el canadiense en Toronto el año pasado y otra en Madrid hace cinco. Milos fue más contundente esta vez.

Para no perder la costumbre en esta edición de Melbourne, donde, de haber ganado este lunes, "Feli" se hubiera convertido en el jugador de más edad en alcanzar los cuartos desde el estadounidense Andre Agassi en 2005, el toledano escapó de nuevo en el desempate salvando dos puntos de partido para forzar el quinto set.

Pero Raonic siguió a la carga y cerró el partido en tres horas y cinco minutos, usando su saque como arma definitiva, sumando los tres últimos "aces" de su cuenta de forma consecutiva en el último juego, ante la impotencia de Feliciano, y dejando su marcador de golpes ganadores en la cifra bestial de 81.

Raonic salió de la pista convertido en el primer canadiense en lograr los cuartos en este primer grande de la temporada, después de Michael Belkin, en 1868. Solo Michael Powell, a quien Raonic ni había oído nombrar, había alcanzado antes tres cuartos de final de un 'major' (1908, 1910 y 1912 en Wimbledon). Milos tiene, además de los cuartos aquí, los de Roland Garros el año pasado y las semifinales de Wimbledon, también en 2014.