• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Ramón Cabrera por el gran salto

El receptor Ramón Cabrera / AVS PHOTO REPORT - EL NACIONAL

El receptor Ramón Cabrera / AVS PHOTO REPORT - EL NACIONAL

El careta de los Leones del Caracas ve a su padre, Alex, como una motivación y trata de seguir sus pasos en el beisbol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ramón Cabrera es uno de los tantos peloteros que ha tenido que sacrificar la posición que jugó durante su infancia, para ingresar en el beisbol organizado. 

Tomando en cuenta que en el beisbol moderno los parámetros para las posiciones del cuadro no son las misma de 30 años atrás, este infielder natural tuvo que optar por prepararse como receptor para lograr su firma con la organización de los Piratas de Pittsburgh.

“Fue una sorpresa. Al principio no me gustaba ser catcher, pero me di cuenta que en realidad era la gran oportunidad de entrar en el beisbol organizado”, expresó Cabrera, que explicó las tareas que cumple para guiar a los lanzadores de los Leones del Caracas: “Como todo, hacer el gran ajuste, tratar de hacer lo mejor posible y todavía sigo aprendiendo de receptores más experimentados”.

El deporte profesional es un negocio y para los atletas eso no es un secreto, por eso una vez que son dejados libres o cambiados lo asumen con profesionalidad. Aunque en ciertas ocasiones no deja de asombrarlos por algunas razones. “Primero me sorprendió porque fue mi equipo original, pero a la misma vez es un asunto profesional. Tienes que dejarte saber que esto es un negocio y lo mejor es lo que pasa, lo tomé muy positivo. Me recibieron muy bien de regreso”, dijo el receptor, que tuvo un buen comienzo con los SeaWolves de Erie sucursal doble A de los Tigres de Detroit. En los primeros 24 compromisos tuvo promedio de .344, pero terminó con average de .277 antes de ser movido a los Curve de Altoona, filial doble A de los Piratas.

Hizo su debut con el conjunto capitalino en la temporada 2011-2012 y desde ese momento se esperaba en un futuro corto su estreno en la gran carpa. No ha sido así, pero eso no es motivo de preocupación ni de frustración para el catcher de 24 años de edad, que cada día se prepara para lograr ese objetivo.

“Seguir trabajando fuerte. Seguir demostrándole tanto a los Leones como a los Piratas de que simplemente lo que queremos es una oportunidad, esperar ese gran chance de jugar en las Grandes Ligas”, señaló.

La competencia no la tiene fácil con el Caracas, ya que Carlos Pérez está también a un paso de estrenarse en las mayores y Jesús Sucre ya lo hizo con los Marineros de Seattle.
 
Es una dicha. No hace falta presentación para Alex Cabrera, que el año pasado rompió el record de cuadrangulares en una temporada en la  LVBP, además de sus logros en el beisbol japonés. Razones sobran para que su hijo, Ramón, tuviese algún tipo de presión por emular sus logros, pero para él no es así.

“No lo veo así. Somos dos peloteros totalmente diferentes en esa faceta del juego”, señala, aunque sí lo ve como un ejemplo y motivación para mejorar todos los días. “Una dicha que Dios me puso en este camino y ejemplo como pelotero y como persona. Debo tratar de seguir sus buenos pasos”, concluyó.