• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Greivis Vásquez: Quiero estar en España 2014

Greivis Vásquez

Greivis Vásquez

Greivis Vásquez ha sido el fanático número uno de la selección venezolana de este Premundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sufre como ninguno. Celebra como pocos. Sus expresiones corporales lo dicen todo. De seguro, el corazón le debe latir a máxima velocidad en cada acción. Así vive Greivis Vásquez los encuentros de la Vinotinto del baloncesto.

Todos los días, el NBA capitalino ha arribado a pocos minutos de iniciar el encuentro de Venezuela. Su entrada al Poliedro de Caracas nunca pasa desapercibido. Todos lo reconocen, lo ven como un ídolo -como dijo Néstor Salazar “él es nuestro jugador franquicia en la selección”-. Quienes aún no lo han detallado, lo observan cuando es anunciado por el sonido interno. La lluvia de aplausos y flashes toman la escena.

Suele sentarse lo más cerca del banquillo de la selección. Se para y se sienta a cada instante. Los nervios y la ansiedad como cualquiera que va a recibir su título universitario, pareciera apoderarse de él. Pero, es una simple apariencia.

“Quiero estar allí, yo tenía que estar ahí, me duele mi Vinotinto”, confiesa el caraqueño de 26 años de edad, que por no estar en plenitud de su rehabilitación en el tobillo derecho no pudo estar en el Premundial; a pocas horas de inicial el certamen, estuvo a punto de ser inscrito en el roster. No había chance.

En el transcurso de los encuentros de la Vinotinto, el collage de rostros de Vásquez salen a flote. Se frota las manos a cada instante, apoya su mejilla con una mano para no perderse de cada detalle.

Mientras la mayoría observa las hermosas curvas de las cheerleaders o el show de la mascota “Jay - Jay”, Vásquez no le quita la mirada a la pizarra. Pareciera sacar cuenta de las faltas y puntos de cada jugador.

A él le duele esa franela, la defiende como si estuviera allí jugando. Cada vez que escucha improperios en contra del cuerpo técnico local, voltea y le fija la mirada a quien lo dijo.“Quiero estar en un Mundial”, expresó.

Así vive Greivis, cada compromiso de la Vinotinto. También, tiene tiempo para ser comentarista en las televisoras nacionales e internacionales; tanto en español como en inglés.

Empuje. “El compromiso de Greivis te habla mucho de sus ganas, contagió a todos, te dice mucho”, declaró Néstor “Che” García en medio de unas prácticas del combinado en Caracas, antes de partir a Estados Unidos.

El NBA nativo llegó a presentarse en los entrenamientos de la preselección, a pesar que estaba de reposo. Cojeando del pie derecho, lanzaba balones, marcaba y explicaba las jugadas a algunos compañeros.

“Lo vamos a extrañar en el elenco. Pero sólo que esté cerca de nosotros, su empuje será fundamental”, confesó el capitán de la selección, Héctor “Pepito” Romero.

Honor a quien honor merece. Hay que reconocerlo. Su compromiso no pasó debajo de la mesa. En la fecha inaugural, la Federación Venezolana de Baloncesto le rindió un homenaje. Carmelo Cortez le hizo entregó su 6 Vinotinto, en medio de lluvia de aplausos.

Con la piel erizada y con las lágrimas queriendo correr por su rostro, el base se colocó la casaca en el rostro y luego tomó el micrófono: “Es hora de unir, apoyémonos todos como una sola Venezuela”.