• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Putin descarta encender pebetero olímpico de los Juegos de Invierno de Sochi

El presidente ruso, Vladímir Putin / EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin / EFE

El presidente ruso indicó que no podía fungir como representante de los juegos, sino más bien era un aficionado más

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este martes que no será él quien encienda este viernes el pebetero en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

"Yo no soy un representante de los deportes de invierno. Soy simplemente un aficionado", afirmó Putin, citado por las agencias locales.

Putin, un gran aficionado al judo y al esquí de montaña, inspecciona hoy y mañana los preparativos para la apertura de los Juegos que tendrá lugar a partir de las 20:14 hora local (16:14 GMT) del viernes.

"Nosotros tenemos extraordinarios deportistas que son conocidos en todo el mundo. Yo no me inmiscuyo en el proceso de selección", señaló.

Como es tradición, la identidad del último relevista de la antorcha olímpica se mantendrá en absoluto secreto hasta que le llegue el turno de portar la llama en el estadio Fisht de Sochi (mar Negro).

Desde que Putin diera el pistoletazo de salida al maratoniano relevo al encender la llama olímpica en la Plaza Roja el 6 de octubre de 2013, la antorcha ha recorrido decenas de miles de kilómetros.

Entre otras hazañas, la antorcha viajó al espacio, aunque sin llama olímpica, ya que el fuego está prohibido en la Estación Espacial Internacional, al Polo Norte y al lago Baikal, el más profundo del planeta.

Éste es el relevo más largo de la historia de los Juegos de Invierno, ya que al concluir habrá recorrido más de 65.000 kilómetros a manos de 14.000 relevistas y a través de 130 ciudades de las 83 entidades federadas que componen este país eurasiático.

La antorcha, que fue portada por deportistas, cosmonautas, políticos, artistas, niños y hasta un anciano de 101 años, llegará al estadio tras 123 días de singladura.