• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Publican biografía de Olmo, el primer boricua en una Serie Mundial de béisbol

"Las aportaciones de Olmo al béisbol y al deporte en general por sus gestas siempre me llamaron la atención", contó Harold Acevedo Márquez, quien recordó que los periodistas que cubrían la carrera del deportista lo reconocían como "el pelotero más grandioso de América"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una minuciosa biografía de Luis Rodríguez Olmo, conocido como "el pelotero de América", se pone hoy a la venta para ofrecer todo tipo de detalles sobre la vida del primero primer puertorriqueño en jugar en una Serie Mundial de las Grandes Ligas de béisbol.

El aficionado Harold Acevedo Márquez presenta este sábado en el Museo del Deporte de Puerto Rico su libro "Luis Rodríguez Olmo - El Pelotero de América", en el que incluye fotos, estadísticas, anécdotas y curiosidades del exjardinero desde su infancia hasta sus recién cumplidos 94 años.

En una entrevista previa con Efe, Acevedo explicó que durante años ha escuchado "una infinidad de historias" del expelotero, por lo que un buen día decidió que tenía que reunirlas todas en un libro, en el que comenzó a trabajar hace cuatro años.

"Las aportaciones de Olmo al béisbol y al deporte en general por sus gestas siempre me llamaron la atención", contó Acevedo, quien recordó que los periodistas que cubrían la carrera del deportista lo reconocían como "el pelotero más grandioso de América".

Nacido en 1919 en Arecibo (Puerto Rico), Olmo fue el segundo puertorriqueño en jugar en las Grandes Ligas, después del ya fallecido lanzador Hiram Bithorn, quien debutó en 1942.

Un año más tarde llegó Olmo, para ocupar el puesto de jardinero izquierdo de los Dodgers de Brooklyn. Durante su carrera ganó quince campeonatos con diez equipos diferentes en ligas de Cuba, Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

"Olmo representaba a los puertorriqueños. Se le conocía también como el pelotero de Puerto Rico", explica Acevedo sobre el único pelotero vivo de la primera temporada de la Liga de Béisbol de Puerto Rico, que data de 1938.

Entre otras gestas, este deportista ganó en Venezuela en 1948 la Triple Corona, premio que obtiene el jugador con el mejor promedio de bateo, más jonrones y más carreras impulsadas en una temporada.

Un año más tarde, el 6 de octubre 1949, Olmo se convirtió en el primer latino en iniciar un partido de una Serie Mundial y lograr las primeras gestas ofensivas de la etapa de campeonato de las Grandes Ligas.

La gesta de Olmo, miembro entonces de los ya desaparecidos Dodgers de Brooklyn frente a los Yanquis de Nueva York, se logró cuando en el segundo partido reemplazó en la parte baja de la cuarta entrada a Marvin Rackley en el bosque izquierdo.

En su primer turno, logró la hazaña de conectar el primer imparable por un latino frente al relevista derecho Vic Raschi. Los Dodgers ganaron el partido 1-0, igualando la serie 1-1.

Sin embargo, en el tercer partido en el Ebbets Fields de Nueva York, Olmo logró la gran hazaña de pegar el primer cuadrangular por un pelotero latino en una Serie Mundial, cuando atizó el primer lanzamiento del relevista Joe Page en la novena entrada.

El boricua fue escogido como "Jugador Más Valioso" de la Liga en la temporada 1942-43, cuando jugó para Santurce-Caguas. Además, ganó el campeonato de la campaña 1949-50 como dirigente de los Criollos de Caguas-Guayama. Por sus ejecutorias, fue declarado "Jugador de la década" de los 40.

En 1946, el también llamado "el jíbaro" (campesino) fue suspendido de las Grandes Ligas por firmar por un equipo de México, el primer país latinoamericano donde jugó a lo largo de su carrera profesional.

Luego pasó a Cuba, donde jugó para Santiago y, cuando el equipo se retiró del torneo, se incorporó a la franquicia de La Habana. Fue tal su aportación que la crónica deportiva cubana lo escogió "Jugador Más Valioso".

Al siguiente año, jugó en Venezuela, con el Pastora de Zulia, donde terminó como líder en cuadrangulares, inatrapables y carreras empujadas y anotadas. En 1949, volvió a jugar en el país sudamericano, antes de ser reinstalado en las Grandes Ligas en el verano de ese año.

Olmo formó parte también en la temporada invernal puertorriqueña de 1954-55 de "La maquinaria perfecta", equipo de los Cangrejeros de Santurce integrado además por Willie Mays, Roberto Clemente, Rubén "EL Divino Loco" Gómez, Bob Thurman, entre otros.