• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Proponen revisar votación que le dio a Qatar la sede del Mundial

Qatar recibirá el torneo después de Rusia en 2018

Qatar recibirá el torneo después de Rusia en 2018

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa asegura que le dio a los cataríes el privilegio de montar la Copa del Mundo de 2022

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión de adjudicar a Catar el Mundial de fútbol del 2022 fue tan "radicalmente contaminada por pagos ilegales que la FIFA debería proceder a una nueva votación con un nuevo proceso limpio", según la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE).

"Grandes sumas de dinero pagadas a más de treinta directivos del fútbol africano o a sus federaciones nacionales por el vicepresidente de la FIFA el catarí Mohammed bin Hammam -como reveló el diario Sunday Times- aseguraron que Catar recibió los votos de los representantes de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) en una reunión decisiva el 2 de diciembre de 2010", recuerda la PACE, con sede en Estrasburgo.

Siguiendo con dicho argumento, la asamblea señala que "esto permitió a Catar eliminar a otras candidaturas asiáticas -Australia, Japan y Corea-, cuyos votos en las últimas rondas aseguraron la victoria de su candidatura para albergar la Copa del Mundo". La asamblea parlamentaria considera que el proceso de elección de sede estuvo "tan fundamentalmente determinado por la ilegalidad que debería repetirse con arreglo a procedimientos limpios".

El autor del informe, el socialista británico Michael Connarty, afirmó que había examinado con detalle los documentos obtenidos por el Sunday Times y que había encontrado pruebas inequívocas de pagos ilegales. "A la vista de la acción estructurada y las sumas utilizadas, no puede haber duda de que hubo una correlación directa entre estas irregularidades flagrantes y el resultado de la votación", explicó Connarty.

El informe sobre la reforma en la gobernación del fútbol también apela a Catar "para que respete los derechos básicos de los trabajadores inmigrantes y urge a la FIFA, a la UEFA y a otras organizaciones deportivas a que mejoren la transparencia de su gestión.