• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Primer lugar con garra

Jesús Guzmán, Leones del Caracas / Foto: AVS Photo Report

Jesús Guzmán, Leones del Caracas / Foto: AVS Photo Report

Los Leones vinieron de atrás contra los Navegantes, para mantenerse en el tope junto a las Águilas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Asdrúbal Cabrera vio pasar la cuarta mala, un pitcheo intencional de Jean Machí, en el décimo inning, y esperó hasta que Jesús Guzmán llegó al home, para emprender camino a primera en el estadio Universitario.

El juego de ayer entre Caracas y Magallanes estaba empatado a nueve carreras, pasada la medianoche, y Cabrera soltó una frase a Guzmán, con gesto vehemente.

"Me dijo que tenía otra oportunidad, que no la desperdiciara", sonrió el cuarto bate de los Leones.

Guzmán se había ponchado en el turno anterior y tenía .200 en la postemporada.

"Y Machí estaba nasty, le abrió con dos muy buenos pitcheos", intervino el manager Frank Kremblas.

El cerrador de los Navegantes trataba de sortear la última rebelión de unos felinos que perdían 7 por 2 en el quinto acto y que igualaron la pizarra dos veces, casi in extremis: en el octavo, para forzar al extrainning, y de nuevo en el décimo.

Guzmán, en cuenta de 0-2, hizo bueno el desafío de Cabrera y no desperdició la oportunidad. Su inatrapable en rolling hacia el jardín izquierdo, con Hernán Pérez en segunda, llevó a casa a Pérez en medio del atronador griterío en el parque de los Chaguaramos y desató una melé en el infield, porque los Leones habían dejado en el terreno a los Navegantes 10 por 9, manteniendo con las Águilas el empate en el primer lugar de la semifinal.

"Otro típico juego juego Caracas-Magallanes", bromeó Kremblas. "Casi sin emoción".

Los turcos, que demolieron con tres jonrones y siete rayitas a Armando Galarraga, que tenían cuatro anotaciones de ventaja a falta de siete outs, se desfondaron con lo mejor de su bullpen, incluyendo un Enrique González, primera selección del draft, que anoche lanzó por primera vez desde el 2 de enero.

González, como antes Edgar Martínez y Atahualpa Severino, y como después Machí, fue víctima de los bates capitalinos, pero también del ruido incesante de la fanaticada, que gritaba "¡Sí se puede!" cuando la pizarra decía que no.

"El apoyo del público nos ayudó muchísimo", aseguró Kremblas.

"Fue increíble, les estamos muy agradecidos", exclamó Guzmán, todavía con crema de afeitar en el cabello, después de la broma que le jugaron sus compañeros.

"Todos estamos jugando duro, la gente no se da cuenta de la influencia que ejercen Bob Abreu, Ugueth Urbina, (Asdrúbal) Cabrera", continuó el grandeliga de los Padres de San Diego. "Ellos son los primeros que dan el ejemplo de jugar duro".

Los metropolitanos perdían por una cuando Josh Kroeger abrió el décimo con hit, su tercero de la noche. Daniel Mayora lo empujó con un doble, para el empate, pero Pérez tocó muy franco y Mayora fue out en tercera.

Pérez se enmendó al robar segunda, facilitar el boleto intencional a Cabrera y allanar el camino para el turno decisivo.

"Aquí no interesa ser líder bate", sentenció Guzmán. "Sólo importa llegar a la final".

Anoche dieron otro paso en esa dirección.