• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Presidente del COI: Río tiene cambiar transporte de cara a Olimpiadas

El alemán Thomas Bach es el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional / AP

El alemán Thomas Bach es el nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional / AP

Cuestionado sobre el atraso de algunas obras, el presidente del COI aseveró que ninguna ciudad sede, de momento, estuvo lista dos años y medio antes de los Juegos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, afirmó en un diario brasileño que Río de Janeiro necesita "transformaciones en todo su sistema de transporte" de cara a los Juegos Olímpicos de 2016.

"Los Juegos pueden funcionar como un excelente catalizador para esa transformación, para ese cambio. Ese sería uno de los mayores legados de los Juegos para los cariocas", apuntó Bach en una entrevista publicada hoy por el diario "O Globo".

El presidente del COI realizó estas declaraciones un día después de que un tren descarrilara en Río de Janeiro, un accidente que no causó heridos, pero que afectó a miles de personas que habitualmente utilizan este medio de transporte para desplazarse.

Bach se mostró confiado en que Brasil conseguirá resolver ese tipo de problemas a tiempo y destacó el compromiso por parte del Gobierno, a todos los niveles, para llevar adelante las modificaciones necesarias para albergar las Olimpiadas.

"Hay una gran unión entre esos tres diferentes niveles de Gobierno, y por eso que estoy seguro que en las próximas semanas, en los próximos meses, veremos un nuevo dinamismo en los preparativos", aseguró.

Cuestionado sobre el atraso de algunas obras, el presidente del COI aseveró que ninguna ciudad sede, de momento, estuvo lista dos años y medio antes de los Juegos.

"Aún tenemos dos años y medio por delante. Si cada día fuese utilizado adecuadamente - y no tenemos duda de que así será-, entonces todo estará listo", añadió.

El pasado lunes Bach se reunió con la presidenta brasileña Dilma Rousseff, a quien apremió para que se terminen a tiempo las obras.

El presidente también hizo referencia al legado que dejarán las Olimpiadas y afirmó que con su celebración, "habrá mejorías en el sistema de transporte, en la construcción de unidades de viviendas, en los hoteles y en la infraestructura, que atraerán más turistas, generando más empleos".

Para el presidente, este legado puede disuadir las protestas.

"No creo que hayan protestas, pero necesitamos, tanto nosotros como el Comité Organizador, difundir el mensaje de que habrá este legado. La población necesita saber cuánto van a beneficiar los juegos. Estoy seguro que, si los juegos de 2016 tienen éxito, Río quedará en una situación parecida a la de Barcelona", dijo.