• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Del Potro: Me asusté cuando los doctores dijeron que no podían hacer más

Juan Martin del Potro / AFP

Juan Martin del Potro / AFP

Ahora le espera el serbio Novac Djokovic, actual número uno del mundo, con el que se batirá el viernes en semifinales casi un año después del último de sus encuentros en hierba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tenista argentino Juan Martín del Potro, semifinalista de Wimbledon, aseguró que se asustó después de que los doctores le dijeran que no se podía hacer nada más por su rodilla tras caer al suelo hoy en el partido de cuartos ante el español David Ferrer.

El octavo favorito, que selló su pase a semifinales en tres sets, volvió a sufrir por su rodilla izquierda durante el encuentro después de caerse en el primer juego ante la atónita mirada del público de la pista central del All England Club.

Del Potro, que lució un aparatoso vendaje en la articulación, afirmó ser consciente en todo momento de las limitaciones que arrastra en sus movimientos desde que se lesionara en tercera ronda hace cuatro días.

"Pensé demasiadas cosas negativas porque me pasó lo mismo hace cuatro días, y sabía que (los doctores) no podían hacer más. Al principio me asusté un poco cuando los doctores dijeron que no podían hacer nada más, simplemente darme antinflamatorios", explicó.

El argentino, de 24 años, dijo que gracias a esos antinflamatorios, que describió como "píldoras mágicas", pudo sobreponerse durante el primer juego y "calentar el cuerpo", pese a que su ritmo en los primeros minutos ante Ferrer se resintió y llegó a pensar en retirarse.

"Creí que estaba cerca de retirarme pero para ser honesto no quería marcharme en mis primeros cuartos de final de Wimbledon y contra David Ferrer", arguyó.

Pese a que el español no puso en peligro en ningún momento el pase de Del Potro, las estadísticas jugaban a favor de Ferrer, que hasta entonces había ganado seis de los ocho encuentros que ambos han disputado durante su carrera.

"David hasta el último momento siempre te devuelve una más. Sabía que si no corría a por todas las bolas iba a ser difícil ganar", aseguró el argentino.

Ahora le espera el serbio Novac Djokovic, actual número uno del mundo, con el que se batirá el viernes en semifinales casi un año después del último de sus encuentros en hierba, disputado en los Juegos Olímpicos de Londres el pasado verano.

"Ni pienso en él. Sé que a simple vista puede parecer que es el favorito, como pasó con Ferrer, que es el cuarto mejor del mundo, pero yo no lo pienso. Creo que la única forma de ganarles es haciendo lo que he hecho hoy y continuar mejorando y aumentando siempre para achicar el margen de error", sentenció.

Hasta que el choque llegue, del Potro dispondrá de un día de descanso que estará dedicado a continuar el tratamiento en su rodilla izquierda para estar a punto, y aunque explicó que la intensidad del dolor no ha variado, es consciente de que lo peor está por llegar y hasta mañana no podrá hacerse una idea de la situación.

"Mañana veré cómo estoy. Necesito entrenar mañana. Lo peor vendrá ahora con la ducha y los masajes. La presión contra Djokovic será distinta (con respecto a los JJOO) pero intentaré estar listo y dar lo mejor de mí", afirmó.