• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Polémica condena

Foto EFE / Archivo

Foto EFE / Archivo

La eliminación del campeón venezolano en la Serie del Caribe 2015 generó un repudio significativo al formato que implantó la Confederación del Caribe con el regreso de Cuba hace dos años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Perder en un juego lo que gestaste en cuatro partidos es doloroso y luce hasta injusto, pero ese es el precio de afrontar torneos con desafíos de muerte súbita, la modalidad que la Confederación del Caribe agregó al formato de la Serie del Caribe con el regreso de los equipos cubano en 2014.  

“Eso es algo que no está en mis manos, ni está en las manos de los peloteros tampoco”, admitió el manager de los Caribes de Anzoátegui Omar López ante los periodistas que lo abordaron hace dos días en el estadio Hiram Bithorn, tras la derrota frente a los Vegueros del Pinar del Río en la semifinal.

El campeón venezolano ganó sus cuatro compromisos de la ronda eliminatoria y parecía embalado al cetro caribeño. Sin embargo, en la penúltima alcabala se encontró con un equipo cubano que aprovechó las bondades del nuevo calendario.

“Esto es prácticamente igual a que cuando nosotros terminamos en Venezuela con el primer lugar con 39 victorias y el 2 de enero (para los playoffs) estábamos comenzando de cero; ya no valían nada las 39 victorias”, recordó López.

Anzoátegui galopó el torneo venezolano de principio al fin y mantuvo el ritmo arrollado en la primera ronda del torneo que marca el fin de la temporada del beisbol invernal. No en vano, alcanzó 58 triunfos en 89 encuentros disputados en total.

Los orientales hicieron todo lo necesario para conquistar su segunda corona en la LVBP e hicieron lo propio para agregar a colocar en la vitrina su primer trofeo caribeño: viajaron a Puerto Rico con apenas cuatro refuerzos, gracias al compromiso de un grupo comandado por Oswaldo Arcia, Ehire Adrianza y Alexi Amarista.

El equipo lucía solida en la teoría y así fue en la mayor parte de la práctica. Incluso en los primeros cinco innings del segundo choque ante Pinar del Río, Anzoátegui mantuvo su poderío. El sueño se convirtió en pesadilla en un instante.

“Cometimos muchas cosas que no debíamos haber cometido, así es el beisbol. Así es la parte difícil de este negocio y cada día aprendemos de eso, es un aprendizaje para todos", puntualizó el estratega criollo.

En el beisbol, como en el deporte en general, no se rige por la balanza de la justicia. Un boxeador puede ganar una pelea con un solo golpe, uno letal. Existe una remota posibilidad, pero existe, de que un equipo trascienda la fase de grupos de un Mundial de Fútbol empatando todos sus compromisos y otra oncena quede eliminada con un mejor desempeño.

Para alzar los brazos de campeón se debe responder en los momentos cruciales y sencillamente los Caribes no pudieron hacerlo.

Será en otra oportunidad.