• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Pizzi espera seguir los pasos de Simeone en la Liga

Juan Antonio Pizzi, se proclamó campeón del torneo inicial de Argentina con San Lorenzo / AFP

Juan Antonio Pizzi, se proclamó campeón del torneo inicial de Argentina con San Lorenzo / AFP

Estos dos técnicos, junto a Gerardo Martino, completan la terna de entrenadores argentinos en la elite del fútbol español

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Valencia-Atlético de Madrid de este martes contará con los argentinos Juan Antonio Pizzi en el banquillo local y Diego Simeone en el visitante para afrontar un choque en el que Pizzi quiere empezar a emular la trayectoria que su compatriota desarrolla desde hace dos años en su equipo.

Estos dos técnicos, junto al del Barcelona, Gerardo Martino, completan la terna de entrenadores de aquel país en la elite del fútbol español.

Simeone y Martino dirigen a equipos que ofrecen un rendimiento destacado y están al frente de la Liga española, en la que Pizzi acaba de aterrizar y en la que se ha encontrado con un panorama muy parecido al que se encontró Simeone hace dos años cuando llegó a Madrid.

Al margen de lo que ocurra sobre el terreno de juego, el partido entre el Valencia y el Atlético de Madrid tendrá el aliciente de medir a dos entrenadores de la misma nacionalidad y generación y que jugaron en grandes clubes españoles casi al mismo tiempo.

La principal diferencia entre ambos está actualmente en el tiempo de trabajo que cada uno de ellos acumula al frente de su equipo, puesto que Simeone llegó al Atlético hace exactamente dos años, en la Navidad de 2011, y Pizzi sólo ha dirigido al Valencia en su victoria por 2-0 del pasado sábado ante el Levante en Mestalla.

Pizzi, de 45 años y nacido en Santa Fe, es dos mayor que Simeone, que tiene 43 y nació en Buenos Aires, pero ambos coinciden en su llegada al fútbol español casi al mismo tiempo, en 1992.

Mientras Pizzi había jugado hasta entonces en Rosario Central y en el Toluca mexicano, Simeone venía tras haberlo hecho en Vélez Sarsfield y en el Pisa italiano.

Como futbolistas y por lo que a España se refiere, Pizzi empezó a destacar en el Tenerife y posteriormente jugó en el Valencia, Barcelona y Villarreal.

Simeone llegó a España para jugar en el Sevilla y completó su carrera con dos etapas en el Atlético de Madrid. Ambos se retiraron ya en el siglo XXI y empezaron su trabajo como técnicos a mitad de la pasad década.

El valencianista Pizzi ha dirigido al Colón, Rosario Central y San Lorenzo en Argentina, San Martín en Perú y Santiago Morning y Universidad Católica en Chile. Ahora se estrena en España.

Mientras, Simeone completó su carrera en su país al dirigir a Racing, Estudiantes, River Plate y San Lorenzo. Tras una breve etapa en el Catania italiano, debutó en España hace dos años con el Atlético.

De esta forma, Simeone aventaja en dos años a Pizzi por lo que al desarrollo de un proyecto se refiere, ya que a lo largo de 2012 y 2013 ha conseguido que el Atlético de Madrid saliera de la mediocridad para convertirse en una referencia futbolística a nivel nacional e internacional.

En una Liga comandada por Barcelona y Real Madrid, Simeone ha logrado que el campeonato español sea, como mínimo, cosa de tres y prueba de ello está en la lucha por el liderato de este fin de semana entre su equipo y el Barcelona, que se enfrentan en Madrid.

Pizzi, por contra, llega a un equipo que hace recordar al que se encontró Simeone hace dos temporadas. Se trata de un Valencia marcado por los problemas económicos para retener a jugadores importantes y por la falta de un proyecto futbolístico definido.

Es cierto que a lo largo de la primera década del siglo, el Valencia campeón estuvo por encima de un Atlético que regresaba de Segunda División y no rendía a la altura de lo esperado.

El Valencia es el último equipo que ganó la Liga al margen de Real Madrid y Barcelona. Fue en 2004 y a partir de entonces se situó como tercer equipo del panorama nacional gracias, entre otros motivos, a varias terceras posiciones en la Liga.

Esta consideración se mantuvo hasta la llegada de Simeone al Atlético, con la que el equipo madrileño estrenó su actual ciclo. Ahora le toca a Pizzi hacer lo propio en el Valencia.