• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Phelps volvió con triunfo y pensando en Rio de Janeiro

Michael Phelps | EFE

Michael Phelps | EFE

Su regreso tras recibir un año de prisión suspendida y 18 meses de libertad condicional por haber sido encontrado por segunda vez culpable de conducir en estado de embriaguez fue todo un éxito al conseguir vencer en la prueba de los 100 metros mariposa a su gran rival y amigo, Lochte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tiempo de suspensión y descanso del nadador estadounidense Michael Phelps llegó a su final al regresar a la competición activa con triunfo ante su compatriota Ryan Lochte y la mente puesta en Río de Janeiro 2016, en lo que serán sus quintos Juegos Olímpicos.

Phelps llegó a Mesa (Arizona) para participar en la cuarta competición de la Series Arena Pro Swim que se celebran a través de seis sedes y ciudades diferentes del país.

Su regreso tras recibir un año de prisión suspendida y 18 meses de libertad condicional por haber sido encontrado por segunda vez culpable de conducir en estado de embriaguez fue todo un éxito al conseguir vencer en la prueba de los 100 metros mariposa a su gran rival y amigo, Lochte.

Phelps nadó bien, y lo hizo desde el inicio al tener el tiempo más rápido en la prueba preliminar de los 100 metros mariposa y cerró la jornada al ganar también la final con un registro de 52.38 segundos, mejor que el establecido por Lochte que tuvo 53.11 segundos.

Sin embargo, su tiempo no fue tan bueno como el que había logrado en el 2014 cuando también ganó la prueba, pero los seis meses de suspensión que también recibió por parte de la federación estadounidense de natación tras recibir el fallo judicial le pudo afectar.

De cualquier manera, Phelps dijo sentirse satisfecho por lo conseguido en su primer día de competición y definición su participación como un "buen punto de partida".

Phelps reconoció que había hecho lo que tenía hacer, aunque también admitió que tiene que mejorar varios aspectos de cara a ser más competitivo.

"Es cierto que podría haber planteado la carrera desde cientos de caminos diferentes, pero lo más importante de todo es que volvió a meterme al agua y competir era algo que deseaba hacer", destacó Phelps, de 29 años, y ganador de 22 medallas olímpicas, incluidas 18 de oro.

Precisamente, la vuelta de la competición de Phelps está pensada de cara a prepararse para llegar el próximo año a Río de Janeiro, algo que también confirmó su entrenador, Bob Bowman.

Mientras que Lochte dijo sentirse muy "feliz y contento" por la vuelta de Phelphs y su deseo de volver a estar en otros Juegos Olímpicos, que el ya le había anticipado cuando le dijo que se retiraba.

"Al llegar a este tipo de nivel en la competición, como sucede con Phelps, que es el más grande de todos los tiempos, se hace muy difícil tomar la decisión de dejarlo todo porque al final se echa en falta y eso fue lo que le ha sucedido".

Lo que Phelps si tiene ya decidido es que no va a participar con el equipo nacional de Estados Unidos en los próximos Campeonatos del mundo, que se van a disputar en agosto.

La presencia de Phelps en la competición de Mesa ha generado un gran interés entre los aficionados y como tiene previsto participar en las pruebas de 100 metros espalda y de relevos 400 metros libres, que están programados para la jornada del viernes.

Mientras que el sábado competirá en la de los 100 metros libres y 200 metros combinado individual.

Las instalaciones del Skyline Aquatic Center, de Mesa, registraron un lleno en la gradas para volver a ver a Phelps, como hicieron en el 2014 cuando regresó de 20 meses de retiro, y lo animaron con gritos de "¡Go Michael!".

Los organizadores también confirmaron la venta completa de las entradas para las jornadas del viernes y el sábado.