• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Pesadilla en camino

Kroeger tiene promedio vitalicio de .300 en cinco zafras en Venezuela | Foto Henry Delgado / Archivo

Kroeger tiene promedio vitalicio de .300 en cinco zafras en Venezuela | Foto Henry Delgado / Archivo

Aunque no tiene contrato, Josh Kroeger aseguró que llegará al país en dos semanas para ponerse a prueba con Bravos de Margarita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Josh Kroeger alista sus maletas porque volverá a Venezuela y no será de vacaciones. “La Pesadilla” salió del retiro e intentará regresar al beisbol profesional con los Bravos de Margarita, una decisión que surgió tras una conversación con su amigo Luis Jiménez.

“Él (Jiménez) me propuso la idea y contactó a la directiva de Bravos”, admitió el toletero zurdo vía telefónica. “Luego el equipo me llamó para decirme que estaban dispuesto a extenderme una invitación para evaluar mis condiciones y acepté. Tengo planeado llegar a Venezuela a finales de octubre”, agregó.

La propuesta de Bravos se la hizo los Leones del Caracas en la pasada temporada; sin embargo, Kroeger no aceptó alegando que “no tenía nada que demostrar”. Ahora, un año después, el Jugador Más Valioso de la temporada 2010-2011 está dispuesto a probar sus condiciones con el objetivo de ganarse la vacante que dejó el también jardinero foráneo Lasting Milledge.

“Quiero seguir jugando”, acotó quien no pertenece a un equipo profesional desde 2013, cuando perteneció a la nómina de los Patriotas de Somerset de la Liga del Atlántico, circuito independiente de los Estados Unidos. “Entiendo que debo ir paso a paso por el tiempo de inactividad, pero estoy dispuesto a regresar y por eso retome los entrenamientos para mejorar mi condición física”, sentenció el oriundo de Iowa.

Kroeger aprovechó la pausa de su carrera para disfrutar de la familia. También empezó a prepararse para ser técnico y scout.

“Busqué instruirme para ser coach y evaluar el talento de los peloteros jóvenes. También aproveché para pasar más tiempo con mi familia, tengo un hijo de un año de edad y viene otro en camino”, confesó.

En el corazón. Kroeger no escondióel aprecio que le tiene a los Leones y a su fanaticada, pues con ellos vivió lo que hasta ahora ha sido los mejores momentos de su carrera. No en vano se convirtió en un ídolo para la afición melenuda, que disfrutó cada uno de sus batazos, sobre todo con las conexiones contra Magallanes.

“Extrañare jugar con los Leones”, advirtió sin tapujos. “Desafortunadamente las cosas no se dieron el año pasado. También extrañaré jugar en el estadio, todo lo que sea relacionado a Caracas: sus calles, su gente. Realmente sigo comprometido con todos ellos. Gracias a los fans por ser tan buenos conmigo”.

Kroeger desea que los parciales de los Leones entiendan que el beisbol es un negocio. “Seguiré jugando duró si Bravos me da la oportunidad”, aseveró Kroeger, a quien le entusiasma la idea de ser compañero de Jiménez, Eliézer Alfonzo y Henry Blanco, manager de la tropa insular.

“Respeto mucho a esos jugadores. Creo que estar en el mismo clubhouse será muy bueno. Quiero estar en el equipo y ser uno más de ellos”.