• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Perú avanzó a cuartos y eliminó a Brasil con un polémico gol

Raúl Ruidíaz (al centro) celebra el polémico gol ante Brasil. El cuerpo arbitral se tomó seis minutos antes de decidir que el gol era válido | Foto EFE

Raúl Ruidíaz (al centro) celebra el polémico gol ante Brasil. El cuerpo arbitral se tomó seis minutos antes de decidir que el gol era válido | Foto EFE

El equipo peruano no derrotaba a Brasil desde 1985. El juego tuvo un ritmo lento y fue casi somnoliento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Perú eliminó hoy a un Brasil muy gris y se clasificó para los cuartos de final de la Copa América Centenario como líder del Grupo B con un gol con la mano de Raúl Ruidíaz (0-1), en un mal partido de la Canarinha.

La victoria peruana, lograda con un gol muy polémico en el minuto 74, supone una hazaña puesto que el equipo inca no ganaba a los brasileños desde 1985.

La Albirroja, que alcanzó las semifinales en las dos últimas ediciones de la Copa América, jugará los cuartos de final contra Colombia el próximo viernes en el estadio MetLife de East Rutheford, cerca de Nueva York.

Brasil apenas creó algo de juego en el comienzo del partido y luego cayó en el hastío, no aprovechó la ventaja que le concedió un Perú muy errático y, después del gol, el equipo de Dunga fue incapaz de reaccionar.

La selección peruana tuvo una primera parte para el olvido, pero en la segunda puso más garra, sin llegar a crear ocasiones, al margen del único gol.

Sobre el papel, Dunga hizo una apuesta ofensiva al prescindir de un volante de contención en favor de un jugador más ligero como Lucas Lima y al dar entrada a un delantero rápido -Gabriel- pero la Canarinha sólo funcionó durante 20 minutos y después careció de la agilidad y la vivacidad que tuvo en el partido contra Haití.

A pesar de que ambos entrenadores habían manifestado que la intensidad sería clave en el partido, el juego fue distendido, tuvo un ritmo lento y fue casi somnoliento.

Brasil se contentó con mantener el control para crear un goteo de ocasiones, que sólo tuvo cierta intensidad en los primeros 20 minutos y después fue más espaciado, ante un Perú dubitativo, que no presionaba con eficiencia y que cometió muchos errores en la salida del balón.

Gabriel y Coutinho fueron los que llevaron más peligro en los primeros minutos, pero conforme avanzaba el reloj, Brasil se dejó llevar por la modorra, quizá con la convicción de que la laxitud del marcaje peruano acabaría por conducir al gol.

El centro del campo peruano no funcionó. Christian Cueva, Edinson Flores y Paolo Guerrero estaban aislados en punta y no recibían balones.

Los escasos intentos de ataque de los andinos se resumieron en unos pocos pases en profundidad previsibles, que no pusieron en aprietos a Brasil.

En una de las pocas ocasiones que Perú pisó el área brasileña, al filo del descanso, Flores fue derribado por Renato Augusto, pero el árbitro no vio el penalti.

En la segunda mitad, Yoshimar Yotún entró y aportó contundencia al centro del campo peruano, lo que contribuyó a frenar a Brasil, que hasta entonces estaba muy suelto, pero no supuso un paso al frente del conjunto peruano.

Perú logró ponerse en ventaja en el minuto 74 en un remate con la mano de Raúl Ruidíaz, que fue validado por el árbitro después de una larga deliberación y en medio de las airadas quejas de los brasileños.

Dunga fue incapaz de hacer reaccionar a su equipo y tan sólo rozó el empate, que le habría dado la clasificación, en una ocasión fallada de Elías cerca del minuto 90.