• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Persiste el recuerdo del empate contra Chile de 1996

Diony Guerra anotó el tanto Vinotinto | Foto Cortesía

Diony Guerra anotó el tanto Vinotinto | Foto Cortesía

Javier Magras empató en el minuto 96 del último duelo entre los australes y la Vinotinto en La Carolina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando la selección venezolana de fútbol no interesaba ni era importante, hubo un grupo de jugadores que estuvo a punto de darle un golpe a la mesa y a la historia. Hace 20 años en Barinas, el combinado venezolano saltó a la cancha para jugar contra Chile, con todo por ganar y sin nada que perder.

Los nacionales eran los sempiternos sotaneros del formato de eliminatorias de todos contra todos que se estrenaba para esa ruta a Francia 98, y que tenía en la selección chilena a uno de sus candidatos más fuertes a clasificarse, comandados por una generación magnífica donde se destacaban José Luis Sierra, Javier Magras, Marcelo Salas e Iván Zamorano.

Nunca se imaginaron lo que estaba por ocurrir. A los seis minutos de aquel partido, Diony Guerra anotó el tanto de la ventaja para la selección venezolana, que a esa hora, las 4:20 de la tarde del domingo 31 de marzo del año 1996, representaba una sorpresa mayúscula dentro del concierto del balompié continental.

Hasta ese momento, Venezuela había ganado sólo un partido en eliminatorias. Lo había hecho contra Bolivia en 1983. “Nosotros nos creímos que podíamos ganar ese partido”, relató brevemente Guerra. “Pero el árbitro al final nos perjudicó. Y también nosotros mismos, nos confiamos, y pagamos caro el precio”, comentó el ex atacante de la selección.

Y es que en una época en la que aún no se calculaba el tiempo suplementario, el árbitro principal paraguayo Edgardo Codezal le colocó siete minutos de descuento al duelo. En el sexto, Javier Magras igualó las acciones en una jugada a pelota parada, cuando impactó un cabezazo que vulneró la valla venezolana.

“Creo que ninguno de nosotros vio ese partido”, recapituló Luis Manuel Seijas. “Vivimos algo así en Lima. No queremos repetir más esa historia. Es hora de cambiarla”, argumentó.