• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Patito Feo se transformó en caballo

El purasangre cenizo de poca vistosidad apunta a representar a Venezuela en el Clásico del Caribe en diciembre | Raúl Romero

El purasangre cenizo de poca vistosidad apunta a representar a Venezuela en el Clásico del Caribe en diciembre | Raúl Romero

 El actual campeón de La Rinconada fue rechazado cuando potrillo por ser regordete, bajo de tamaño y con manchas grises

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Quién no ha escuchado o leído el cuento del Patito feo?

Aquel plumífero que por su deplorable apariencia física fue despreciado por los de su especie y el resto de los animales de la finca, sin imaginarse nunca que con el correr del tiempo se transformaría en un hermoso cisne que se convirtió en el centro de atracción de los que lo rodeaban.

El hipismo no escapa a este tipo de historias y, en muchas oportunidades, se han suscitado casos en el que purasangres rechazados debido a su tamaño, pelaje y formación física, con el tiempo se convierten en campeones y dejan muy mal parados a los estudiosos de pedigrí.

El caso de My Running Mate, de pelaje tordillo (gris) hijo de Big Praire en Cenza, por Runaway Room, nacido el 10 de febrero de 2011 en el haras La Orlyana y actual líder de la generación de tres años, es uno de los más sonados y curiosos de los últimos tiempos.

El equino perteneciente a la camada de 19 purasangres, fue omitido por los principales y tradicionales propietarios que prefirieron inclinarse por ejemplares de físico y contextura más vistosa y ahora, aquel ejemplar al que no quería nadie, es campeón de su generación.

Cuenta Carlos Alberto Arteaga, entrenador del mejor equino del momento, que ocho purasangres nacidos en 2011, entre los que se encontraba el potro gris, no se pudieron colocar entre los compradores y fueron trasladados a La Rinconada y repartidos entre su caballeriza y la de Miguel Hernández.

"En cada una de las evaluaciones del potrillo, visto por los entendidos como largo de cuartillas para su bajo tamaño, regordete, con manchas grises que lo definían como el propio moro, recibía el mismo comentario de quienes lo observaban: "Llévatelo y guárdalo", dice mientras recuerda aquel momento.

Arteaga relata que el equino fue bautizado con el remoquete de "Guárdalo", debido al rechazo de los compradores que al verlo lo mandaban a guardar en su puesto. El jinete Manuel José Meleán no titubeó en afirmar que My Running Mate es el mejor caballo que ha motado.

Suerte de principiante

Cuenta Arteaga que a mediados de mayo de 2013, Julio Rodríguez llega por primera vez a las caballerizas de La Rinconada en búsqueda de una yegua que estuviera en condiciones de retiro para hacerle compañía a un caballo criollo de nombre Tornado.

"Luego de recorrer varios establos en busca de la yegua, le informaron que en mi caballeriza ofrecían a la venta dos potros entre los que se encontraba "Guárdalo", aún feo, pequeño y sin mostrar casta de campeón", asevera.

Arteaga narra que de inmediato percibió la pasión por los caballos en el joven visitante y le recomendó la compra de un potrillo al que tiene en alta estima.

"Para finales de junio de 2013 el criador de My Running Mate me exigió buscar un comprador para el último ejemplar disponible de la generación nacida en 2011 en La Orlyana. Le sugerí que confiara el amanse del caballo a José Flores, quién rápidamente detectó que el equino tenía más virtudes que defectos".

En una de las visitas de Julio Rodríguez a la caballeriza, el capataz de la cuadra y el cuidador Anderson Abad le recomiendan que adquiriera al moro hijo de Cenza, debido a que comenzaba a crecer y comportarse como un campeón.

"El ahora propietario me pidió consejo sobre el caballo gris y le respondí: "Si te animas, puedes tener el que te recomendé y el feo. Así nos divertimos con el tordillo "Guárdalo". De esta manera le propuse el negocio, al que Martínez no opuso resistencia".

El caballo fue vendido en Bs 400.000, el precio más bajo de los caballos que se ofertaron ese año en el haras La Orlyana.

El potro en cuestión, que tardó mucho más de lo normal en osificar y último en ser vendido, ha ganado siete clásicos, dos de la Triple Corona, se convirtió en el campeón de su generación y principal aspirante para representar a Venezuela en el Clásico del Caribe.