• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Parker recupera la mejor versión de los Spurs

Parker disputa un balón contra varios jugadores / Reuters

Parker disputa un balón contra varios jugadores / Reuters

El cuarto partido de la serie se jugará el domingo en el mismo escenario del ORACLE Arena

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El base francés Tony Parker dio nueva energía al ataque de los Spurs y todo el equipo también recuperó su mejor versión defensiva que les permitió ganar a domicilio (92-102) a los Warriors de Golden State en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste.

Los Spurs se colocaron 2-1 en la serie al mejor de siete partidos y recuperaron la ventaja de campo después de haber perdido el segundo en el AT&T Center, de San Antonio.

El cuarto partido de la serie se jugará el domingo en el mismo escenario del ORACLE Arena, de Oakland.

Los Spurs no habían ofrecido su mejor juego de equipo en los dos primeros partidos, en los que el ataque de los Warriors fue toda una pesadilla, pero esta vez no sucedió lo mismo.

Desde el inicio la defensa de San Antonio respondió e impidió que el base Stephen Curry y el escolta Klay Thompson pudiesen ser factores ganadores.

Mientras que Parker estuvo imparable con sus penetraciones y fue el líder del ataque de los Spurs al aportar 32 puntos (13-23, 2-4, 4-7), cinco rebotes y cinco asistencias.

"No habíamos jugado bien en los dos primeros partidos, pero esta vez si lo hicimos al mover mejor la pelota y eso se notó en la manera como respondió el equipo", declaró Parker al concluir el partido. "El factor energía fue la clave y esperemos que el domingo suceda lo mismo".

Junto a Parker el veterano ala-pívot Tim Duncan también hizo una gran labor individual y de equipo al aportar un doble-doble de 23 puntos, 10 rebotes, incluidos nueve que fueron defensivos, repartió tres asistencias, recuperó un balón y puso dos tapones.

El alero Kwahi Leonard también se mantuvo en su línea de jugador completo y logró 15 puntos y nueve rebotes, mientras que el escolta reserva, el veterano argentino Manu Ginóbili, reivindicó su condición de sexto hombre y fue decisivo en la segunda parte.

Ginóbili jugó 28 minutos en los que aportó 12 puntos tras anotar 4 de 11 tiros de campo, incluido 1 de 8 triples, y 3-3 desde la línea de personal, capturó cinco rebotes --todos fueron defensivos--, repartió cuatro asistencias y recuperó dos balones.

El escolta Danny Green esta vez si hizo una gran defensa en el marcaje a Thompson e impidió que el segundo máximo encestador de los Warriors pudiese ser factor ganador como sucedió en el segundo partido.

Mientras que la vuelta al equipo del pívot brasileño Tiago Splitter también se notó en las acciones bajo los aros y aunque sólo jugó 19 minutos su presencia fue importante para los Spurs.

Splitter aportó cuatro puntos al anotar 2 de 3 tiros de campo y capturó cuatro rebotes, incluidos tres que fueron defensivos.

Como equipo los Spurs siempre fueron superiores al conseguir un 51 (40-79) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 30 (6-20) de triples, comparados al 39 (35-89) y al 32 (6-19), respectivamente, de los Warriors, que volvieron a dominar las acciones bajo los aros al capturar 48 rebotes por 41 de San Antonio.

"Sabíamos que si queríamos ganar, la única manera era que hiciésemos bien las cosas en el campo y eso ha sido lo que sucedió", declaró Gregg Popovich, entrenador de los Spurs. "Nuestra defensa ha sido más consistente, movimos el balón con más rapidez y seguridad y también tuvimos una muy buena selección de los tiros a canasta".

Popovich admitió que la victoria tenía un gran valor para el equipo ya que recuperaban la ventaja de campo, pero sobre todo su moral y el convencimiento que se habían encontrado de nuevo con el mejor juego.

Thompson volvió a ser el líder de los Warriors, pero esta vez su aportación llegó a los 17 puntos después de fallar 13 de 20 tiros de campo y no fue factor ganador como sucedió en el segundo partido.

Mientras que Curry tampoco llegó a la pista con la mejor inspiración encestadora aunque comenzó el partido con un triple, pero al final su aportación fue de 16 puntos al fallar 12 de 17 tiros de campo.

En su justificación se encuentra que volvió a resentirse del esguince que sufre en el tobillo izquierdo y ahí se acabó el protagonismo de su juego dentro del equipo y del partido.

Sin Thomson y Curry inspirados, el ataque de los Warriors no tuvo más opciones ofensivas porque el base Jarrett Jack, que hasta el segundo partido había sido el sexto hombre, esta vez sus 11 tantos tampoco fueron suficientes a la hora de evitar la derrota de su equipo.

Jack en la recta final del partido falló un intento de triple que no tocó ni el aro, cuando los Spurs tenían ventaja de cinco tantos y eso aseguró al equipo tejano la posesión del balón e impidió el intento de remontada de los Warriors.

La gran preocupación que les quedó a los Warriors no fue sólo la derrota deportiva sino conocer como van a reaccionar los débiles tobillos de Curry, que abandonó el campo cojeando.

La manera como se recupere Curry implicará el tiempo que podrá durar la serie, porque una baja o limitación en el juego del mejor encestador de los Warriors los dejaría sin opciones a estar en las finales de la Conferencia Oeste.