• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

París, Jaca, Estambul, Madrid: la insistencia sin recompensa

Madrid 2020 / AFP

Madrid 2020 / AFP

Madrid y Estambul, derrotadas el sábado por Tokio en la elección de los Juegos de 2020, no son las primeras ciudades que han pedido la sede olímpica con insistencia y se han topado con la indiferencia del COI

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

París y la española Jaca son otros ejemplos recientes de ciudades embarcadas, sin éxito, en reiterados proyectos. Madrid, primera ciudad eliminada el sábado, ya fue candidata para los Juegos de 2012, que se llevó Londres, y para los de 2016, que ganó Río de Janeiro. En ambos intentos obtuvo un máximo de 32 votos de los miembros del COI, mientras que con el proyecto de Madrid 2020 se ha quedado en 26, por lo que, lejos de crecer, ha ido a menos.

Estambul ha pedido los Juegos de 2000, 2004, 2008, 2012 y 2016. Aunque tampoco ha ganado ahora, ha alcanzado por primera vez la ronda final de votaciones. Tras empatar a 26 con Madrid en el voto inicial, la superó en el desempate por 49-45 y a la postre cayó ante Tokio por 60-36.

Para 2000 fue eliminada en primera ronda, tras recibir solo siete votos. En 2004, cuando el COI ya había establecido el corte previo, no pasó la preselección. Para 2008 superó la primera ronda como la tercera más votada (17) y quedó última en la siguiente (9 votos), en la que Pekín ya obtuvo la mayoría absoluta. Y para 2012 tampoco pasó el corte previo. Otra ciudad española, Jaca, tuvo cuatro fracasos olímpicos como candidata a los Juegos de Invierno -1998, 2002, 2010 y 2014-, sin que consiguiera mejorar posiciones.

Para 1998, aún sin corte, fue la segunda más votada (21) en primera ronda pero fue eliminada en la siguiente (5 votos). No superó el corte del COI con los proyectos de 2002, 2010 y 2014. Un proyecto que se gestó con Zaragoza como candidata a los Juegos de 2022, y que hubiera incluido también a Jaca, se abortó por falta de apoyo político.

París también ha conocido la amargura de la derrota reiterada, aunque espació más sus intentos. Después de perder los Juegos de 1992 ante Barcelona, que la dobló en votos en la segunda ronda decisiva, no se decidió a presentar otra candidatura hasta 2008. Cayó entonces dolorosamente ante Pekín, con unos pobres 18 votos en la ronda final, en la que incluso Toronto estuvo mejor. Encontró ánimos para presentar un nuevo proyecto para 2012. Llegaba a la elección de Singapur como favorita, pero tuvo que agachar de nuevo la cabeza ante el empuje de Londres, que la derrotó por 54-50.

Para los Juegos de Invierno, en los que el ámbito de posibles ciudades candidatas se reduce considerablemente, son muchas las aspirantes que repiten, con mejor o peor suerte.

En las últimas décadas Suecia ha pedido en seis ocasiones consecutivas los Juegos de Invierno, aunque con dos ciudades distintas: presentó a Falun para 1984 (con Gotemburgo), 1988 y 1992 y a Östersund para 1994, 1998 y 2002, siempre sin éxito. El segundo puesto de 1994, a solo seis votos de la ganadora Lillehammer, fue su mejor resultado.

No contenta con eso, se atrevió también con la candidatura de Estocolmo a los Juegos de Verano de 2004, que pasó el corte pero fue la segunda eliminada el día de la votación. Algunas ciudades que han pedido los Juegos dos veces seguidas sin éxito han sido Cortina D'Ampezzo (1988 y 1992), Anchorage (1992 y 1994), Manchester (1996 y 2000), Poprad Tatry (2002 y 2006) Sevilla (2004 y 2008), Salzburgo (2010 y 2014) y La Habana (2008 y 2012).

Por el contrario, también hay quienes han encontrado premio a su insistencia. El último caso ha sido el de la surcoreana PyeongChang, sede de los Juegos de Invierno de 2018 y que acertó a la tercera. Río de Janeiro preparó el terreno en 2004 y 2012, sin pasar el corte, y cumplió su objetivo por fin con el proyecto para 2016. Antes habían triunfado al segundo intento Lillehammer (1992 y 1994), Salt Lake City (1998 y 2002), Atenas (1996 y 2004) o Pekín (2000 y 2008).