• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Páez se asoma con rebeldía

Páez considera que las mujeres de la Vinotinto son un ejemplo para los hombres | Foto: Williams Marrero

Páez considera que las mujeres de la Vinotinto son un ejemplo para los hombres | Foto: Williams Marrero

El merideño explicó su plan para llegar a la Federación Venezolana de Fútbol donde trabajará de la mano con las Asociaciones Estadales para que logren su autogestión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Richard Páez se asume como un rebelde. A diferencia de James Dean en la película aquella de 1955, el merideño tiene una causa. Se siente inconforme. Una sensación que lo persiguió como jugador, y que también lo acompañó como técnico.

“Hoy me cansé de ser cómplice de todo este entorno”, aseguró tajante en su visita a la sede de El Nacional, donde comentó cual es su plan para que el movimiento “Somos Vinotinto” logre hacerse con el gobierno de la Federación Venezolana de Fútbol.

“Fui cómplice silente de toda esta situación hasta hace 15 días. No más. Me cansé. Es hora de rebelarse, así como lo hicimos en 2001, con los jugadores. Hoy queremos que los directivos de las asociaciones se contagien de esa sensación, y que actúen con autonomía”, consideró.

Páez argumentó que la revolución que comenzó con la Vinotinto en 2001, nunca permeó a las estructuras del balompié nacional. “Fue una lluvia sobre la cúpula, que tuvo una especie de paraguas adentro. Las asociaciones nunca recibieron nada de la ganancia enorme que percibió la Federación. Vengo de visitar las asociaciones de Cojedes, Portuguesa y Barinas, y miro con dolor que trabajan en condiciones muy complicadas, con dificultades. Y esto ha generado un descontento en el fútbol de base, en el balompié menor. Nosotros buscamos cambiar el actual modelo de gestión de nuestro fútbol, para hacerlo más directo”, contó.  

“A nuestro fútbol hay que darle estructura”, argumentó el ex seleccionador nacional. “Acá cambian todos. Pasan los jugadores, técnicos, hasta los periodistas, todos se renuevan, menos los directivos de la FVF. Vamos a cambiar eso. Cuando ocurrió lo del caso FIFA, se rompió el celofán. La ausencia de Rafael Esquivel fue un coletazo de esa crisis que nos golpeó. Esto dejó huérfanos a los actuales dirigentes de la Federación, que no han sabido lidiar con esta situación”, expuso.

En su periplo por los llanos, Páez recogió el sentimiento de los clubes de los estados que recorrió. “Las Asociaciones no pueden trabajar ad honorem. No puede ser que no tengan recursos, que no se puedan auto gestionar. La idea nuestra es crear, en cada estado, una sede con una cancha, donde tengan las oficinas, todo con el financiamiento de la empresa privada y los entes públicos, algo en conjunto. Debe existir un modelo digno”, diagnosticó.

“Cuando me preguntaron ¿qué nos ofreces? Les dije, no quitarles la dignidad. Diez balones, no ayudan. Trabajo con autogestión, sí. A las asociaciones las han abandonado”, agregó.

Dificultades. No obstante, el médico traumatólogo está consciente de las dificultades que le saldrán en el camino a su idea. “Tenemos un sistema electoral que es difícil de cambiar. Además, es discriminatorio. No pueden participar las personas capacitadas, porque aquí se le trancó siempre la puerta a todos los opositores. Pero contra eso lucharemos. De presentarme, lo haré como presidente de la Academia Emeritense, con la cual tengo muchos años trabajando y de la que soy miembro fundador”, destacó.

“Eso sí, si las asociaciones no cambian, no seré comparsa de nadie”, advirtió Páez. “Las asociaciones tienen en sus manos la posibilidad de cambiar, porque de hecho, en diciembre de este año, hay elecciones de base, y la base nos debe impulsar. Pero si esto no se da, no le haré el circo a un sistema de reelecciones. Hay que romper con esta estructura”, puntualizó.

“Esto debe cambiar desde abajo. Hay que ir al eslabón que nadie controla. A la base, con la gente, con los clubes. Sabemos que nos van a poner trabas, que cambiarán lapsos de inscripción, que modificarán reglas. Pero nosotros vamos con todo. No es votar por Richard Páez, es empoderar a los más chicos, que se rebelen. Es cambiar el modelo del fútbol actual, al que queremos lograr”, remató.   

Complacido
A Páez lo complació la irrupción de la Asociación de Clubes dentro de la última Asamblea General de la FVF. “Fue positivo verlos juntos y votar en bloque, negándose a aprobar una memoria y cuenta que debe ser más clara, transparente. No se puede avalar algo gris”, dijo.

“No se puede aprobar una memoria y cuenta cuestionada por el departamento de contaduría de la propia Federación. Más cuando hay dudas sobre lo que pasó con la empresa que llevaba los derechos de la Vinotinto. Lo mínimo, es que la FVF presente cuentas públicamente, y si hay desbalances, que se investiguen”, aseguró.