• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Ozney Guillén jugará con Barranquilla

El jardinero e infielder ha decidido probar suerte en el beisbol independiente y aceptó jugar en Colombia. “Jugar por los Caimanes es como estar en los Yanquis”, dice.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ozney, el hijo menor de Oswaldo Guillén, ha emprendido carrera como pelotero profesional, un sueño postergado en sus tiempos como jugador universitario. Y para ello, viajó al beisbol del Caribe, a fin de probarse en circuitos competitivos, aunque no en la liga donde brilló su padre, la LVBP, sino en Colombia, con los Caimanes de Barranquilla.

El jardinero e infielder de 22 años de edad ya está practicando con los costeños, reportó El Heraldo de Colombia.

Es el segundo paso de Ozney en el camino a labrarse un nombre en los diamantes. El primer movimiento fue jugar en la Liga de la Frontera, un circuito independiente, donde bateó para .255/.312/.369, con 14 dobles, 5 jonrones y 8 robos en 78 juegos, entre mayo y septiembre.

El benjamín de los Guillén participó en el draft colegial de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, sin llegar a firmar.

Fue seleccionado por los Medias Blancas de Chicago en el sorteo de 2010, pero su padre reclamó a través de la prensa que el gerente general de los patiblancos, Ken Williams, le hizo un desaire, al tomarle en la ronda 22. Ken Williams Jr. fue escogido un par de años antes en la vuelta 6, pese a no ser una estrella universitaria.

Ozney asistió también al draft de 2011 y no fue tomado en cuenta esa vez, por lo que decidió seguir jugando en la pelota universitaria y completar sus estudios.

El novel pelotero, que dice defender todas las posiciones del campo, sabe que debe diferenciarse de su progenitor, para durar largo tiempo en la carrera que ha elegido.

“Todo el mundo cree que uno es malo y que le dan el chance por ser hijo de Ozzie, pero yo tengo mis propios números, y al final les demuestro que puedo jugar bien”, declaró a El Heraldo.

La liga colombiana comenzará a disputarse esta semana y Ozney aseguró estar contento con lo que ya ha vivido durante su preparación de pretemporada.

“Jugar por  los Caimanes es como estar en los Yanquis”, afirmó. “Los peloteros son muy amables y Barranquilla es una ciudad muy bonita. La comida de acá es muy buena y me ha gustado bastante”.

Es el tercer Guillén que intenta triunfar dentro de los diamantes.

Oswaldo fue Guante de Oro como shortstop en Chicago y manager campeón de la Serie Mundial en 2005 con ese club, siendo el primer piloto latinoamericano con tal distinción.

Oney, el segundo de los hijos del ex paracorto, tuvo un corto recorrido con los Medias Blancas en las menores y perteneció a los Tiburones de La Guaira en la LVBP, aunque no llegó a ver acción en el circuito.

Ozzie Jr., el mayor de la familia, se decidió a la radio, el marketing y el análisis deportivo.