• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Oswaldo Arcia: No sabía lo del récord, pero tengo tiempo para batirlo

Oswaldo Arcia

Oswaldo Arcia

El jardinero, de 22 años de edad, dijo por teléfono que intentará conectar cinco jonrones más para alcanzar la marca de más cuadrangulares para un novato venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el primer día que Oswaldo Arcia puso un pie en las grandes ligas se percató de que todo era diferente; "jamás había visto tanta disciplina", dijo el nativo por teléfono sin vacilar minutos antes de ir al terreno para enfrentar a los Indios de Cleveland.

Sus años en las ligas menores quedaron atrás el 15 de abril pasado, cuando debutó en las mayores con los Mellizos de Minnesota, con los que no tardó mucho para sacudir su primer jonrón. En apenas su cuarto partido como grandeliga, contra los Marlins de Miami, el anzoatiguense descargó su poder e inició su cruzada hacia la marca de más cuadrangulares para un novato venezolano, en poder de Wilson Ramos y Jesús Montero, quienes en 2011 y 2012, respectivamente, conectaron 15 bambinazos.

Arcia no piensa en récords en su primer año en el beisbol de élite mundial, sólo en mejorar y afianzarse como jardinero con los Mellizos. Sin embargo, superar los registros de sus coterráneos sería un gran logro para su joven carrera.

"No sabía que estaba tan cerca de alcanzar a Ramos y Montero. La verdad no sabía de esa marca. Ahora voy a salir a jugar más inspirado", dijo desde Estados Unidos. "Tengo tiempo para alcanzarlos y ¿quién sabe?, a lo mejor lo hago. Sería muy bonito terminar la temporada con 15 o más jonrones, pero la verdad es que no estoy pendiente de esas cosas. Tengo mucho que aprender todavía y afortunadamente los Mellizos no me van a bajar más.

La organización confía mucho en lo que puedo hacer. Es apenas mi primer año. Vamos a ver cómo termina todo. Por ahora, sólo pienso en dar los batazos y ayudar a mi equipo como sea".

Pese a que el joven guardabosques dejó en triple A una línea ofensiva de .313/.426/.594, 10 jonrones, 30 carreras impulsadas y seis tubeyes, su transición a las mayores no fue fácil.

"La disciplina que hay en las grandes ligas es la base de todo. Aquí todo es muy organizado y los peloteros tenemos que demostrar que somos verdaderos profesionales. El éxito se basa en el trabajo y la perseverancia. Jamás había visto tanta disciplina en mi vida. Es algo impresionante", aseguró.

Arcia llegó al juego del viernes con 10 cuadrangulares en sus registros. Además exhibía una línea de .262/.319/.449 con 31 remolcadas, 15 dobles y par de triples.

En la serie que inició el 9 de agosto contra los Medias Blancas de Chicago sacudió jonrones en tres partidos consecutivos, lo que le permitió convertirse en el novato venezolano número 14 que liga al menos 10 vuelacercas en su primera campaña en las grandes ligas.

"Este ha sido un año especial para mí. Siento que ya puedo rendir al nivel de grandes ligas. He tenido mis altibajos, pero me siento al 100% de mis condiciones. Voy a seguir trabajando para quedarme arriba por mucho tiempo".

Defensivamente, Arcia ha cumplido con las expectativas del equipo. Aunque durante la mayor parte de su carrera ha sido jardinero derecho, los Mellizos le pidieron cubrir el izquierdo, posición donde ya suma 47 partidos jugados y 403 innings de acción, en los cuales ha cometido un error y tiene tres asistencias. Su UZR (una estadística defensiva avanzada mediante la cual se mide la contribución en salvar carreras de un jugador por encima o por debajo de otro jugador promedio en su posición) es de -6.1, por lo que su alcance aún está en deuda y desarrollo.

"En los jardines me he sentido muy bien. Creo que mi trabajo ha sido muy bueno.

Nunca había estado en el jardín izquierdo, pero ya estoy acostumbrado. Pasar del jardín derecho al izquierdo fue un cambio que al principio me costó asimilar, pero ya estoy bien. Ya me siento cómodo ahí", explicó.

Disminuir los ponches, tarea pendiente. Arcia llegó al partido del viernes contra los Medias Blancas con 85 ponches en 263 turnos, es decir, con una relación de un ponche por cada tres turnos consumidos.

Su tasa de abanicados en 2013 es de 29.8%, la más alta de su carrera, incluyendo su estadía en las ligas menores, donde en 2010, en la categoría de novato de Minnesota, había registrado un tope de 24%.

En el equipo grande de los Mellizos tiene ocho partidos de tres ponches y un par de juegos de cuatro. Del 9 de julio al 15 de agosto (18 partidos) sólo tuvo un par de encuentro sin ponches. Sin embargo, el venezolano no pierde la calma, aprovechando el poco tiempo libre que tenga para analizar qué está haciendo mal para corregirlo.

La impaciencia podría estar pasándole factura, no en vano muestra una porcentaje de swing por pitcheo de 50.2% (trata de batear uno de cada dos lanzamientos) y apenas una tasa de contacto de 71.9%.

"Sí, me estaba ponchando mucho", reconoció Arcia. Desde un poco antes del receso del Juego de Estrellas comencé a poncharme con mucha regularidad, pero aproveché los días de descanso para ir a Venezuela, estar con mi familia y relajarme un poco. A veces me pongo muy ansioso, pero son cosas que tengo que corregir. Vamos paso a paso. Tengo que poncharme menos, eso es verdad".

Los Tigres de Aragua en sus planes. La actuación de Arcia en la temporada 2012-2013 del beisbol profesional venezolano fue el punto de inflexión de su graduación como grandeliga con los Mellizos. Jugar en Venezuela fue muy importante para el nativo, quien planea volver a uniformarse con los felinos en la 2013-2014.

"Hasta los momentos no he tenido ninguna lesión seria que me impida ir a jugar en Venezuela, sin embargo, tengo que esperar a que termine la campaña de las grandes ligas para saber que piensa Minnesota. En mis planes está descasar un par de semanas después que culmine todo aquí en Estados Unidos para ir a Venezuela a seguir jugando con los Tigres", dijo Arcia, quien en la zafra regular con los bengalíes dejó .258 de average, 10 jonrones, 37 remolcadas, nueve dobles y par de triples, guarismos que encendieron la polémica con respeto al galardón del Novato del Año, el cual terminó ganando Salvador Pérez, de los Tiburones de La Guaira.

Con los Caribes de Anzoátegui, en calidad de refuerzo en el round robin, dejó una línea de .318 /.455/.614 con tres cuadrangulares, cuatro dobles y tres impulsadas. "Es mi primer año en las grandes ligas, así que no puedo asegurar que vaya a jugar con los Tigres, pero mis ganas son muy grandes. Me gustaría ir a mi país y compartir con la afición de Aragua. Espero estar allá pronto".