• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Orozco, el joven de los goles impresionantes

El mediocampista zuliano se fue a Alemania gracias a una diana increíble que anotó en el Suramericano Sub 20 de hace dos años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

SAN CRISTÓBAL

Yohandry Orozco tomó en la mitad de la cancha el balón aquella noche de enero de 2011 en Arequipa, Perú, cuando jugaba con la selección Sub 20, y comenzó a correr. En el camino apareció un rival, lo dejó sentado, otro más, que también quedó atrás, el primero se recuperó y se le fue encima de nuevo y volvió a tratar de quitarle el balón sin éxito, y después un cuarto zaguero, del que también se deshizo.

La esférica le había quedado cerca de la media luna del área, perfilada para la pierna más hábil, la izquierda, y sacó un remate fantástico, que se coló por la escuadra del arquero rival. Un gol que le valió al zuliano la posibilidad de irse a Alemania, y que aún recuerda con cariño.

"Uno como futbolista, vive el momento, y no se imagina que goles va a marcar. No me esperaba anotar ese día en Perú un gol así; de verdad. Y ahora lo guardo con cariño al lado de este con la Vinotinto que tampoco me esperaba hacer así. Fueron muy bonitos los dos, y marcarlos también. Éste además ayudó porque sirvió para el empate en el partido", resaltó después de marcar contra Bolivia.

Su gol del miércoles en Pueblo Nuevo, otro de alta factura, con una volea de zurda desde el borde del área, fue el primero como internacional absoluto. De acuerdo con Orozco, el tanto tiene un sabor muy especial, más allá del hecho de ser el primero como jugador de selección mayor.

"En su momento tuve que tomar una decisión, quedarme en Alemania o regresar a Venezuela. Y fue muy duro, fue difícil, porque yo quería jugar allá, pero nunca me tomaron en cuenta. Al final las cosas no se dieron, y me devolví para atrás, a jugar en mi país, donde me gusta estar, pero pensando siempre en que es un paso hacia atrás para luego dar dos hacia adelante. Por eso el gol vale mucho. Se lo dedico a mi hijo, que llegó el martes de Alemania y tenía dos meses sin verlo y sin jugar con él", consideró el volante ofensivo, de 21 años de edad.

"Fue una decisión que tomé de lleno", resaltó. "Quería jugar, quería tener continuidad, quería respirar nuevos aires", aseguró Orozco.

Volver a la Vinotinto.Una de las razones por las que Orozco decidió dejar al Wolfsburgo de la Bundesliga alemana, una de las mejores del mundo, para regresarse a Venezuela a jugar con el Deportivo Táchira fue justamente la convicción de que haciendo ese movimiento, podría retornar a la selección nacional.

"Era lo que más quería", dijo el mediocampista zurdo. "Y ahora me siento muy contento. Estoy muy feliz de haber regresado, de haber vuelto a la selección, de tener una nueva oportunidad, y de saber que ya estoy adentro. Ahora no quiero volver a salir de aquí; quiero seguir trabajando duro en mi equipo y lograr el objetivo que tenemos trazado, que no es otro que ir al Mundial de Brasil 2014", apuntó.

A Orozco le hace ilusión la idea de jugar en Santiago de Chile o en Puerto La Cruz, en los duelos donde se puede definir el destino de la Vinotinto en la eliminatoria. "Había pasado mucho tiempo desde que no estaba en la selección, y me pone muy contento regresar con un gol. Me ilusiona para lo que viene, ojalá pueda estar".