• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Oprah: Armstrong se enfrenta a cargos de dopaje en su entrevista

"Estábamos hipnotizados y fascinados por algunas de sus respuestas", apuntó la presentadora, que describió la actitud del ex ciclista como reflexiva y seria y en ocasiones emocional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lance Armstrong se ha enfrentado por fin al presunto uso de sustancias dopantes durante su carrera deportiva, aunque "no confesó de la forma esperada", dijo la popular presentadora de televisión Oprah Winfrey un día después de entrevistar al ciclista caído en desgracia.

Armstrong, de 41 años, ha negado rotundamente haber utilizado sustancias prohibidas y nunca ha dado positivo en un examen antidopaje. Pero las pruebas en su contra han sido abrumadoras y la presión en torno a él le llevó a admitir el engaño.

USA Today informó el lunes de que Armstrong había confesado el dopaje en la entrevista con Winfrey, que se emitirá el jueves y el viernes en la cadena propiedad de la presentadora OWN, y otros medios dijeron que habían confirmado la información.

En una aparición en el programa "This Morning" de la cadena CBS el martes, Winfrey no dijo explícitamente que Armstrong confesase durante la entrevista, aunque señaló que los medios lo habían confirmado.

"Creo que las cuestiones más importantes y las respuestas que todo el mundo esperaba escuchar fueron respondidas", dijo Winfrey sobre la entrevista, que se grabó en un hotel de Austin, en el estado de Texas, y duró más de dos horas.

"Estábamos hipnotizados y fascinados por algunas de sus respuestas", apuntó la presentadora, que describió la actitud del ex ciclista como reflexiva y seria y en ocasiones emocional.

Preguntada por qué Armstrong, a quien retiraron sus siete Tour de Francia el año pasado, había aceptado la entrevista, Winfrey dijo: "Creo que simplemente estaba preparado". Añadió que dejará que los demás decidan si había mostrado arrepentimiento.

Superviviente de un cáncer y convertido en uno de los mejores ciclistas que ha visto el mundo, la caída en desgracia de Armstrong ha sido tan rápida y espectacular como sus ascensos a los Alpes franceses.

Acosado desde hace tiempo por las acusaciones de que había hecho trampas en su camino a la cima, un informe de octubre de la agencia antidopaje de Estados Unidos, la USADA, desencadenó su caída.

La USADA dejó a Armstrong como mentiroso y tramposo, describiéndole como el cerebro del "más sofisticado, profesionalizado y exitoso programa de dopaje que el deporte ha visto", incluyendo esteroides anabolizantes, hormona del crecimiento humano, transfusiones de sangre y otras formas de dopaje.

Problemas legales

Las informaciones de los medios sobre la entrevista con Winfrey no identificaron que sustancias admitió haber usado. Ni el abogado de Armstrong ni su portavoz respondieron de inmediato a las peticiones de comentarios sobre las informaciones del lunes.

Armstrong, sin embargo, se disculpó el lunes al personal de la fundación contra el cáncer que promovió por las dificultades que pudieran haber sufrido por la polémica sobre el dopaje.

"Fue una expresión de arrepentimiento muy sincera y de corazón por el estrés que hemos sufrido en los últimos años como resultado de la atención de los medios", dijo el lunes la portavoz de la Fundación Livestrong, Katherine McLane.

La cadena CBS ha informado de que Armstrong señaló que podría querer testificar contra otros implicados en la trama de dopaje ilegal y está en conversaciones para devolver parte de los fondos de los contribuyentes que ganó durante su carrera.

Antiguos compañeros del ex ciclista en los equipos U.S. Postal y Discovery Channel, con quien ganó sus siete Tours sucesivos entre 1999 y 2005, testificaron contra él además de admitir sus propios delitos.

La cantidad de pruebas en su contra es abrumadora y cuando Armstrong decidió no luchar contra los cargos que se le imputaban, sus victorias en el Tour de Francia fueron rápidamente anuladas. También ha sido sancionado de por vida para practicar el ciclismo profesional.

Sus patrocinadores, que se habían mantenido leales, empezaron a abandonarlo y él renunció a la presidencia de Livestrong. Los problemas legales empezaron a amontonarse.

Su ex compañero Floyd Landis, que también confesó sus malas prácticas, presentó una demanda contra Armstrong por defraudar al Gobierno de Estados Unidos, mientras que el periódico londinense Sunday Times hizo lo mismo para recuperar los cerca de 500.000 dólares que le pagaron para cerrar un pleito por difamación.

Armstrong podría verse obligado también a devolver otros pagos incluyendo los 7,5 millones de dólares que recibió de SCA Promotions, una empresa con base en Dallas que le pagó un bono por sus victorias en el Tour.

Durante todo este tiempo, Armstrong ha permanecido en silencio, sin arrepentirse y aparentemente insensible mientras que el mundo del ciclismo se vio conmocionado por las revelaciones. No fue hasta la semana pasada cuando accedió a la entrevista con Winfrey.