• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Neymar se desquita de la tormenta extradeportiva

Neymar se desquita de la tormenta extradeportiva / Reuters

Neymar se desquita de la tormenta extradeportiva / Reuters

El 'once' azulgrana entró en el minuto 62 por Pedro y, a pesar de encontrarse aún lejos de su mejor nivel, puso la guinda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras cuatro semanas en el dique seco por una lesión en el tobillo, el brasileño Neymar Jr ha vuelto a ser protagonista en el césped con un golazo estratosférico en la goleada de su equipo contra el Rayo Vallecano (6-0), con el que se ha desquitado de la polémica sobre las cifras de su fichaje.

El 'once' azulgrana entró en el minuto 62 por Pedro y, a pesar de encontrarse aún lejos de su mejor nivel, puso la guinda a un partido en el que los hombres de Gerardo 'Tata' Martino realizaron una exhibición ofensiva en sus noventa minutos más completos de la temporada.

Su última aparición con la camiseta del Barcelona se remontaba al 16 de enero. En el minuto 17, tras cuajar una internada por la banda izquierda ante el Getafe, su tobillo sufrió un fuerte esguince que le ha dejado casi un mes en el dique seco

Acostumbrado a ser el centro de todas las miradas, poco podía imaginar que, días después, las cifras de su controvertido fichaje emergerían como el epicentro del terremoto institucional más sonado de los últimos diez años en el club catalán.

El exemblema del Santos, fuente de alegría y optimismo con su llegada al equipo azulgrana el pasado verano, se convirtió, en pleno invierno, en uno de los motivos de la dimisión de Sandro Rosell, su principal mentor.

El 23 de enero -día en el que Neymar colgó una foto en las redes dando gracias a Dios "por otro día de alegría"- Rosell dejó la nave azulgrana, entre otros motivos, por la querella por presunta apropiación indebida en el fichaje del astro brasileño.

"Quedé preocupado con todo lo que se dijo de mí. No era nada cierto. Sandro (Rosell) se portó muy bien conmigo. Es una gran persona", ha asegurado hoy tras su reaparición.

El hasta entonces vicepresidente deportivo, Josep María Bartomeu, se hizo cargo de las riendas del club. En su primer día como presidente, presentó -con el permiso de Neymar sénior- las cifras de la operación.

Su fichaje le costará al Barcelona 132,2 millones de euros -sumando el traspaso y el salario del jugador- en cinco años. Todo aquel 'ruido de sables' sucedía mientras el brasileño se recuperaba de sus problemas del tobillo, sin poder justificar en el campo su millonario traspaso.

Y tras días de espera, la estrella de la 'canarinha' volvió a sentir cómo su nombre volvía a ser protagonista en los terrenos de juego.

El Camp Nou no quiso debatir cuestiones extradeportivas y le mimó con una cerrada ovación tras sustituir a Pedro. Con Messi en el campo, 'Ney' se sitúo escorado en la izquierda y tuvo tiempo de servirle a Messi el quinto gol de la noche con el que ha igualado a Raúl González como tercer máximo goleador histórico de la Liga.

Con Messi en el banco, ha gozado de 16 minutos para poder ocupar la posición de 'falso nueve'. Con libertad en la frontal, ha anotado uno de sus mejores goles desde que llegó en verano. Desequilibró en tres cuarto de campo, se colocó el balón en su zurda y desde la frontal del área ejecutó un disparó por la escuadra izquierda, imposible para el guardameta Rubén.

Lo celebró con rabia, consciente quizá de que volvía a ser protagonista, que su nombre volvía a ser noticia gracias al fútbol. Después de la tormenta, Neymar vuelve a sonreír, a pesar de reconocer que aún no está en su mejor momento de forma.

"Aún no estoy al cien por cien, pero estoy preparado para volver a jugar. ¿Titular el martes (frente al Manchester City)? No lo sé, depende del entrenador", ha concluido, risueño, tras el gol.