• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Nadal ve en la hierba de Wimbledon a un enemigo para su rodilla izquierda

El español Rafael Nadal / Reuters

El español Rafael Nadal / Reuters

El español Rafa Nadal, quinto cabeza de serie del torneo de Wimbledon que comienza este lunes, advirtió que la hierba es una de las peores superficies para su rodilla izquierda, que le ha mantenido más de siete meses fuera del circuito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hierba "es quizás la superficie más complicada para mi rodilla. Las posiciones que hay que adoptar en la pista son muy bajas, de mucha flexión y allí es dónde más siento la rodilla", señaló Nadal en la rueda de prensa previa al torneo londinense, que aspira a conquistar por tercera vez a partir del lunes.

El mallorquín se presenta en el All England Club tras hacerse en París hace dos semanas con su octavo Roland Garros y encara un cuadro complicado que podría llevarle a enfrentarse al suizo Roger Federer en cuartos de final y al británico Andy Murray en semifinales, antes de una hipotética final en la que podría esperarle el serbio Novak Djokovic o el también español David Ferrer.

"No quiero hablar del cuadro porque no me gusta hablar sobre rondas a las que no he pasado todavía (...) Ojalá pueda jugar bien el primer día, intentar pasar algunas rondas y, si es así, tendré opciones", apuntó el español. "Muscularmente no hay ningún problema, he jugado mucho tenis en los últimos meses y estoy preparado. Otra cosa es la rodilla, es un reto para mí jugar en hierba, la verdad. En los torneos en tierra y el de pista rápida que he jugado hasta ahora he obtenido un buen resultado en cuanto a sensaciones físicas", apuntó el quinto jugador de la ATP.

Nadal subrayó que en el último Roland Garros "las cosas fueron de manera inmejorable". "Durante el torneo pasamos por diferentes fases, de menos a más. Cuando eres capaz de terminar las cosas mejor de como las empiezas es que estás preparado mentalmente para afrontar retos", dijo. Casi sin transición, después de haber descansado algunos días en Mallorca, Nadal llegó a Londres el martes para tratar de completar la adaptación desde la tierra batida a la hierba en menos de una semana.

"Nunca tuve grandes problemas para eso. Tienes que jugar distinto, prepararte mentalmente para ciertas cosas, jugar centrado en todo momento, especialmente con tu servicio, porque si lo pierdes estás en graves problemas para todo el set", analizó el tenista. "En dos años vamos a tener un nuevo calendario, con tres semanas antes de Wimbledon, y creo que eso será fantástico. Los jugadores que llegan hasta los últimos días de Roland Garros tendrán más opciones de preparar bien un torneo importante como éste", afirmó Nadal.

El mallorquín recordó cómo la temporada pasada jugó "infiltrado" desde la primera ronda de Wimbledon, hasta que el joven checo Lukas Rosol acabó con él en segunda ronda, un punto de inflexión que marcó el inicio del "año de transición" de Nadal, que no volvió a reaparecer en una pista hasta más de siete meses después.

"Sufrí demasiado. Se puede sufrir si estás en las rondas finales, ahí sí te puedes infiltrar, pero jugar infiltrado desde el principio no es una buena decisión", rememoró. Nadal se presenta este año en el All England Club, donde ha ganado en dos ocasiones (2008 y 2010), como quinto cabeza de serie. "Se trata de una discusión que sería más larga pero, del modo como se está haciendo el ránking, es completamente justo que yo sea el quinto. Ferrer se ha ganado el privilegio de ser el número cuatro", afirmó Nadal.