• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Nadal: Djokovic es favorito para ganar la final de Miami

Rafael Nadal | Reuters

Rafael Nadal | Reuters

"Novak es más favorito. Es la realidad, y además viene de ganar un torneo muy importante como Indian Wells y viene lleno de confianza", dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rafael Nadal dijo hoy que el serbio es favorito para ganar la final del Masters 1.000 de Miami del domingo y lamentó el día "triste" que vivió hoy el torneo por las retiradas del checo Tomas Berdych y el japonés Kei Nishikori.

"Novak es más favorito. Es la realidad, y además viene de ganar un torneo muy importante como Indian Wells y viene lleno de confianza", dijo Nadal en rueda de prensa tras conocerse que Berdych se tenía que retirar y no podría disputar la segunda semifinal del torneo debido a una intoxicación alimentaria.

La baja de Berdych se suma a la de Nishikori, que adujo una lesión en el abductor de la pierna izquierda para no disputar su semifinal de hoy ante el número dos del mundo.

Nadal, que disputará su cuarta final en Miami en busca de un título que se le resiste, destacó que llega en buen momento al partido del domingo.

"He competido mejor en este torneo y he jugado bien y eso es muy importante para la final", dijo el número uno de la ATP, que sin embargo, dijo estar satisfecho con el hecho de llegar hasta el último partido del torneo.

"Si me dices, cuando pierdo en Indian Wells, si firmo por llegar a la final y perderla, te lo firmo", dijo Nadal, especialmente por los problemas que arrastró en la espalda tras la lesión sufrida en su espalda en la final del Abierto de Australia.

A pesar de la alegría que supone estar en la final de un Masters 1.000, el mallorquín consideró que es un "día triste para el torneo, los patrocinadores y aficionados", pues son dos partidos "muy bonitos" y "abiertos".

Nadal, que reconoció no recordar un caso en el que se retiraran dos semifinalistas, explicó que se enteró de la noticia a falta de una hora para el inicio del partido.

"Para mí ha sido algo de suerte, pues al final tienes que salir a la pista ante un rival como Berdych, que es fantástico, y tienes buenas opciones de perder. Así te ahorras un partido muy duro, de tensión", dijo.

"A mí me pasó (gastroenteritis) hace unas semanas cuando iba hacia Buenos Aires. Sé que es imposible jugar cuando uno tiene un virus estomacal", aseguró.

Explicó que esta circunstancia no cambiará sus planes antes de la final y que mañana entrenará, descansará y tiene previsto ver un par de partidos de fútbol: "No creo en las preparaciones especiales, nunca lo he hecho. Creo en la simplicidad y en la naturalidad de las cosas".

Dijo que el torneo de Miami es especial por el "público latino, que es distinto", y por no haberlo jugado nunca, pero no deja de ser un Masters 1.000 y eso es lo que realmente le "motiva".