• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Multas y vergüenza empañaron la final

Marinos vs Cocodrilos | Cortesía Prensa Cocodrilos / Kriss Lang

Marinos vs Cocodrilos | Cortesía Prensa Cocodrilos / Kriss Lang

Sergio Silvio, presidente de la Comisión Técnica de la LPB, y Gianni Patino, gerente general de Marinos de Anzoátegui, hablaron de la situación que se vivió en Puerto La Cruz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:



x
pmoreira@el-nacional.com @PedroLMoreira

AVS PHOTO REPORT El encuentro fue detenido a 3 segundos del final y luego de esperar los 25 minutos reglamentarios, la mesa técnica lo confiscó


La final del baloncesto nacional, que ganó Cocodrilos sobre Marinos, dejó a la violencia como el gran protagonista. Más que el mérito deportivo de los saurios, en la calle se habla del apocalipsis que se vivió en el gimnasio Luis Ramos de Puerto La Cruz.

Botellas de vidrio cayendo desde las gradas y estallando en el tabloncillo. Los jugadores de Cocodrilos encerrados celebrando el título en el camerino. El dueño del conjunto local, Carlos Silva, sangrando por un proyectil que le impactó en la cabeza.

Y todo en respuesta al árbitro estadounidense, Derek Richardson, que sancionó con un técnico al equipo local con 3,6 segundos por jugar. Ahí el comisionado José Rafael Gómez puso a correr el reloj de 15 minutos para reanudar el partido y después que el cronómetro llegó a 0 decretó la confiscación del partido.

"El reglamento dice, en su apartado de alteración del orden público, que si hay lanzamiento de objetos en grado menor se le hace una advertencia al público y si continúa la situación se le pita técnico al local.

Si la situación es mayor, como ocurrió en Puerto La Cruz, se va primero a los 15 minutos y si la situación se calma se coloca otro conteo de 10. Sin embargo, si no se controla antes de esos primeros 15, el juego queda confiscado y el próximo partido se juega a puerta cerrada", explicó el presidente de la Comisión Técnica de la LPB, Sergio Silvio.

De acuerdo con el directivo, la sanción de sólo un partido a puerta cerrada se da porque fue la primera vez en la temporada que ocurrió esto en el recinto. Si hubiera un antecedente serían 3 partidos y así sucesivamente.

Silvio enviará hoy un comunicado que indicará las multas monetarias de la final tanto para Cocodrilos como para Marinos. El ejecutivo adelantó que Carl Elliott será multado por su actitud en los dos primeros juegos de la serie y también un miembro de la directiva naval por una confrontación con un árbitro en el juego tres en Caracas.

Marinos lo lamenta. Gianni Patino, gerente general del Acorazado, confesó que hubiera preferido no avanzar a la final antes del escenario de violencia que se vio en el gimnasio oriental.

"Tengo entendido que se vendieron 3.500 entradas para gradas, sin sumar cortesía. El problema que tenemos con la policía que custodia las puertas es que dejan pasar gente.

Hacen de todo. Tenemos un problema recurrente que los organismos de seguridad no nos dan apoyo", lamentó el directivo.

De acuerdo con Patino, antes de iniciar el encuentro le manifestó al comisionado y al gerente deportivo de Cocodrilos, Rostin González, que no estaban las condiciones para disputar el juego. Sin embargo, la directiva del conjunto capitalino igual decidió realizarlo.

La violencia entró sin pedir permiso al juego más importante de toda la temporada.

El campeonato 2013 de la LPB terminó entre vidrios y proyectiles y no entre gritos de celebración.

¿Soluciones? Para Sergio Silvio hay mecanismos que se pueden utilizar para evitar este tipo de situaciones. Sin embargo, la potestad de ponerlo en marcha la tienen los dueños de los equipos. "Yo creo que debemos eliminar el alcohol de los gimnasios. En Argentina, por ejemplo, se juega sin licor. Pero claro esto le va a tocar el bolsillo a los dueños de los equipos", explicó Silvio.

Patino, buscando una solución al problema en su gimnasio, le recomendará a la directiva colocar sillas en las gradas para evitar que el aforo del recinto se desborde. "Sería vender 30% de entradas menos pero es una posible solución", reconoció Patino.