• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Muguruza llega motivada e ilusionada al abierto de Estados Unidos

Garbiñe Muguruza logró pasar a la final de Wimbledon tras vencer a Agnieszka Radwańska | Foto: EFE/Glyn Kirk Pool

Garbiñe Muguruza | Foto: EFE/Glyn Kirk Pool

Ante el inicio del último tramo de la temporada, con el Abierto de Estados Unidos como gran cita desde el próximo 31 de agosto, la jugadora número 9 del ránking mundial, se siente "muy cómoda" por jugar en pista dura y "deseando además empezar" a jugar en ella

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, finalista en la última edición de Wimbledon, afirmó que se siente "mentalmente muy positiva" para afrontar el torneo que se disputa en Nueva York (Estados Unidos) y "hacerlo igual" que en el Grand Slam británico.

Ante el inicio del último tramo de la temporada, con el Abierto de Estados Unidos como gran cita desde el próximo 31 de agosto, la jugadora número 9 del ránking mundial, se siente "muy cómoda" por jugar en pista dura y "deseando además empezar" a jugar en ella.

"He mejorado mucho a la hora de estar más positiva, más concentrada en esos partidos que son muy duros o importantes, así como en rondas en las que hay muchos nervios y mucha tensión", declara Muguruza en una entrevista ofrecida por su patrocinador BBVA.

Como preparación para el último Grand Slam del año, la jugadora nacida en Guatire (Venezuela), tras perder la final de Wimbledon ante la estadounidense Serena Williams, regresará a la actividad en el torneo de Toronto (Canadá), donde, además de jugar en el cuadro individual, formará pareja en dobles con la canaria Carla Suárez.

Garbiñe Muguruza, que asegura que su vida "no ha cambiado en nada" desde su gran resultado en la hierba británica, se mostró "preparada para todo lo que pueda pasar", incluso que a partir de ahora sea más favorita antes de cada torneo.

"No es una anécdota, pero es algo que me acordaré siempre", sentencia, la tenista de 21 años, sobre el momento de jugar una final de Wimbledon con las gradas llenas y ante Serena Williams, a la que considera una "referente".