• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Montero: líder en Chicago

Miguel Montero siempre está muy pendiente de su relación con los lanzadores | Foto MLB

Miguel Montero siempre está muy pendiente de su relación con los lanzadores | Foto MLB

El receptor venezolano de los Cachorros está enfocado en que su relación con los lanzadores sea la mejor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Miguel Montero la relación con los lanzadores es un punto de honor. Cuando el receptor venezolano llegó por primera vez al campo primaveral de los Cachorros, en Arizona, a principios de febrero, se trazó como meta principal conocer al cuerpo de escopeteros de Chicago.

Dos meses después, Montero va por buen camino en el manejo del pitcheo de su nueva organización. La tarea no es simple, pues al criollo tiene en sus manos una rotación encabezada por el as Jon Lester.

“Me duele cuando uno de mis lanzadores permiten una carrera. Me lo tomo muy personal”, reconoció el experimentado receptor durante una entrevista con Carrie Muskat, periodista que cubre a los Cachorros para MLB.com.

Montero, en varias ocasiones, ha confesado públicamente que se ha disculpado con un lanzador por considerar que se equivocó en el pedido de un pitcheo.

El caraqueño, de 31 años de edad, confesó durante la conversación con Muskat que le pidió a Hammel y Arrieta que se dejaran guiar por él sus primeras salidas de este 2015 y el resultado fue positivo.

Hammel lanzó seis entradas de tres carreras y seis ponches ante los Rockies de Colorado, el pasado sábado; mientras que Arrieta tres días antes había conseguido siete tramos en blanco ante los Cardenales de San Luis.

Montero ha forjado una estampa de líder durante sus 10 temporadas en las mayores y el haber trabajado con el salón de la fama Randy Johnson fue de gran ayuda. De hecho, el criollo nunca olvidará un cruce de palabras que tuvo con el espigado zurdo durante un encuentro con los Cascabeles de Arizona.

Johnson, en ese momento, no podía dominar con la silder y Montero fue al montículo. "Caminé hacia la loma y me miró a la cara", relató. "Luego me dice 'tenemos que dejar de lanzarle sliders a este bateador' Yo lo miré y le dije, 'tienes que evitar que se te queden colgados'".

De regreso a su posición, Montero se dio cuenta que había encarado a Johnson y pensó en el precio que podía pagar por esa actitud. "Después de que le dije eso, pensé que me iban a mandar de regreso a ligas menores, pero eso no sucedió. Después del juego, Randy vino a mi casillero y me dijo que yo tenía la razón".

El Dato
Miguel Montero apenas dio un imparable en sus primeros 12 turnos en este 2105, su primer año con los Cachorros. El careta, además, coleccionaba una remolcada, un boleto y cuatro ponches.