• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Moliendo café

Salomón Rondón celebrando su gol | Foto: EFE/Kiko Huesca

Salomón Rondón celebrando su gol | Foto: EFE / Kiko Huesca

Un gran despliegue colectivo le sirvió a la Vinotinto para obtener sus tres primeros puntos en la Copa América 2015 al superar 1-0 a Colombia. Salomón Rondón anotó el tanto nacional, y el jueves buscarán su pase a cuartos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay venezolanos universales. Ejemplos en cada área de la vida de su trabajo, que termina trascendiendo las fronteras nacionales para convertirse en gente de mundo.

Ayer Venezuela lloraba a uno de sus máximos exponentes musicales, Hugo Blanco, mientras que otros guerreros se encargaban de brindarle una alegría a un país que vive en medio de una turbulencia permanente.

Tan universal es Salomón Rondón, por ejemplo, que su gol fue gritado desde Rancagua hasta cualquier recóndito confín en el que se consigan a un venezolano. Su celebración, a los 60 minutos del partido, casi al borde del llanto, era un enorme desahogo. No era poca cosa lo que estaban gestando. A sus pies caía, nada más y nada menos, que la quinta selección del mundo.

Colombia ayer fue anulada desde lo táctico, por un gran dispositivo de juego dispuesto por Noel Sanvicente. El 4-5-1, en el que se alimentaban permanentemente a los volantes abiertos (Ronald Vargas y Alejandro Guerra), apoyados en el despliegue físico de Tomás Rincón y los cuatro defensores; desbarató el planteamiento de José Pekerman con Radamel Falcao y Carlos Bacca en el ataque.

Vargas salió al campo muy tranquilo, a pesar de que a sus 28 años de edad, debutaba en una Copa América. No lo hizo antes, porque vivió un calvario de lesiones que le amargó la vida. “En algún momento pensé en retirarme”, dijo hace seis meses, cuando soñaba con una jornada como la de ayer.

El guatireño impuso un ritmo vertiginoso desde el costado derecho, y Guerra, otro execrado en el pasado de la Vinotinto, hizo lo propio desde la izquierda. Inquietaron permanentemente a los laterales Pablo Armero y Camilo Zúñiga, y desataron en más de una ocasión destempladas reacciones de Carlos Sánchez y Edwin Valencia.

Ambos tuvieron buenas ocasiones de cara al marco de David Ospina durante un primer tiempo en el que Alain Baroja no tuvo demasiado trabajo, ante el buen control que ejerció el bloque venezolano sobre los colombianos.

Celebración. En lo que inició el segundo tiempo, Colombia se encimó. El cuadro cafetero comenzó a buscar con insistencia la valla venezolana, pero sus intentos se remitían a pelotas aéreas que Venezuela siempre manejó bien, con la altura de sus zagueros.

Volvió a aparecer la magia de los hombres de Chita, y un toque de distinción de Juan Arango, sirvió para marcar la diferencia definitiva. Roberto Rosales le cedió un balón largo al maracayero en un saque de banda; éste, jugando de diez, sin chistar, viró sobre su brazo derecho para tirar la pelota sobre la banda, donde llegaba Vargas para lanzar un centro medido, que Guerra se encargó de cabecear al centro del área, donde esperaba Rondón.

El gol venezolano se dio con una combinación de dos ex jugadores de la Escuela Gulima, de San Antonio de los Altos; dos chicos que además, crecieron y se criaron en Catia.

Después, vino el sufrimiento. Baroja tuvo trabajo al sacar un remate de James y otro de Edwin Cardona; y luego los cambios de Sanvicente sirvieron para anular la entrada de Teofilo Gutiérrez y Jackson Martínez.

La Vinotinto inició la Copa América con un golpe sobre la mesa. Chita y sus muchachos molieron el café colombiano, como dice la legendaria canción de Hugo Blanco, y demostró que su ciclo tiene alegrías para dar, y sobre todo; que este equipo es una fuente de ilusión ante tanto mal rato.  

FICHA TÉCNICA:
Venezuela (1): Baroja; Rosales, Vizcarrondo, Tuñez, Amorebieta; Rincón, Seijas (Lucena, 74’), Vargas (C.González, 78’), Guerra; Arango (Cichero, 84’); Rondón. DT. Noel Sanvicente.

Colombia (0): Ospina; Zúñiga, Murillo, Zapata, Armero (Martínez, 81’); Sánchez (Cardona, 61’), Valencia; Cuadrado, Rodríguez; Bacca (Gutiérrez, 71’), Falcao. DT: Néstor Pekerman.

Gol: 1-0, Salomón Rondón, 60’ (V): Cabeceó dentro del área un balón flotado por otro cabezazo de Guerra.

Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay)

Amonestados: Seijas, Amorebieta, Lucena, Vizcarrondo (V); Sánchez, Zuñiga, Rodríguez (C).

Estadio: El Teniente (Rancagua, Chile).

EL DATO
Salomón Rondón llegó a 13 goles con la camiseta de la selección nacional. El de ayer fue su segundo en Copa América.