• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

¡Mineirazo!

Miroslav Klose

Miroslav Klose logró su tanto 16 en Copas del Mundo y destronó a Ronaldo

Alemania humilló 7-1 a Brasil y lo sacó de su Mundial. Los teutones regresaron a la final de la Copa del Mundo tras 12 años de ausencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El brasileño vio en el Mundial 2014 la oportunidad de sacarse de encima un fantasma que lo atormentaba. El Maracanazo de 1950. Por eso nunca jugaron un partido en Río de Janeiro. Querían guardarse el exorcismo para su fiesta especial. Para la gran final.

Brasil no llegó en Maracaná. Ayer en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, recibió un baño de memoria futbolística. Alemania, lo obligó a recordar todos sus fantasmas; y ahora necesitarán reencontrarse con su juego, y reinventar su forma de practicarlo.

Alemania fue una maquina de fútbol perfecta. Como lo hizo contra Portugal y luego ante Francia, puso de manifiesto su cara más voraz, más letal. En 20 minutos resolvieron el compromiso siendo más suramericanos que los inventores del “jogo bonito”.  

Los germanos golearon 7-1 al local triangulando, tocando con buen manejo y criterio, con un partido enorme de sus tres mediocampistas, Tony Kroos (dos goles y una asistencia), Sami Khedira (un tanto y un pase de anotación) y Bastian Schweinsteiger.

 Ellos siempre abrieron la compuerta con su fútbol práctico de toques sencillos, aprovechando el pasillo que armaban las escapadas de Phillip Lahm por la banda derecha, y la pegada mortífera de Anders Schürrle (dos goles), Thomas Müller (una diana) y Miroslav Klose (un tanto). El gol del polaco nacionalizado alemán fue el segundo, y el presagio de que la el fútbol estaba a punto de darle un golpe enorme al ego de Brasil y sus cinco títulos del Mundo.

Klose anidó la segunda diana teutona, a los 23 minutos del partido, y logró su tanto 16 en Mundiale. Superó a Ronaldo en el mismo estadio en el que éste comenzó su carrera con el Cruzeiro. Fue la premonición de una noche histórica, que cambiará la manera en la que Brasil concibe el fútbol.

No obstante, el festín empezó diez minutos antes. Los panzers se consiguieron con un error terrible de la zaga brasileña para defender un córner, en el que quedó solo Müller en el área para marcar el primer tanto. Iban apenas 11 minutos, y Brasil se desmoronó.

Malogrado psicológicamente por la ausencia de Neymar y Thiago Silva, se desordenó tanto en su ataque, desprolijo y errático, como en su defensa, un colador que permitió que en diez minutos anotaran Klose, Kroos dos veces y Khedira. El llanto bajaba de las tribunas, la impotencia se apoderaba de Scolari y los suyos, pero no había nada que hacer. La humillación fue similar a la que recibió Zaire de Yugoslavia en 1974, al recibir cinco dianas en la primera mitad. Todo se había consumado.

Los dos goles de Schürrle en el segundo tiempo y el descuento de Óscar sobre el final, fueron una anécdota. Brasil recibió un baile suramericano de Alemania. Los panzers invadieron Mineirao y lo hicieron suyo. Ahora buscarán la gloria que no reciben desde hace 24 años, en la final del domingo en el mítico Maracaná.



Ficha técnica:
Brasil (1):
Julio César; Maicon, David Luiz, Dante, Marceo, Luiz Gustavo, Fernandinho (Paulinho, 46’), Hulk (Ramires, 46’), Óscar, Bernard, Fred (Willian, 70’).DT: Luiz Felipe Scolari.

Alemania (7):
Neuer, Lahm, Boateng, Hummels (Mertesacker, 46’), Höwedes; Khedira (Draxler, 76’), Schweinsteiger, Kroos, Özil, Müller, Klose (Schürrle, 58’). DT: Joachim Löw.

Goles: 1-0, Müller, 11’; 2-0, Klose, 23’; 3-0, Kroos, 24’; 4-0, Kroos, 26’; 5-0, Khedira, 29’; 6-0, Schürrle, 69’; 7-0, Schürrle, 79’; 7-1, Óscar, 90’.

Arbitro: Marco Rodriguez (México).

Amonestados: Dante (B).

Estadio: Mineirao (Belo Horizonte, Brasil).