• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Miku reapareció en la primera derrota del Getafe

La Real Sociedad del joven Jagoba Arrasate debutó con victoria en Anoeta / AFP

La Real Sociedad del joven Jagoba Arrasate debutó con victoria en Anoeta / AFP

El venezolano ingresó en el minuto 64 para sustituir a Pedro León

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Real Sociedad del joven Jagoba Arrasate debutó con victoria en Anoeta y, con un gran mexicano Carlos Vela, ofreció las mismas buenas sensaciones de la pasada temporada para imponerse con solvencia a un Getafe demasiado defensivo, sin echar en falta a Asier Illarramendi, que ha fichado por el Real Madrid.

El venezolano Nicolás "Miku" Fedor ingresó en el minuto 64 para sustituir a Pedro León.

Este resultado carga de moral a los blanquiazules para el partido que afrontarán este martes en Lyon en su lucha por acceder a la fase de grupos de la Liga de Campeones, compromiso que mediatizó la alineación de un conjunto guipuzcoano en el que se quedaron Xabi Prieto y el francés Antoine Griezmann en el banquillo.

Los donostiarras arrinconaron a los madrileños desde el pitido inicial y dirigidos por un gran Vela dispusieron de buenas ocasiones de gol, sobre todo una del uruguayo Chory Castro que consiguió desviar con apuros Miguel Ángel Moyá al larguero.

La Real mantuvo su dominio durante toda la primera mitad y el Getafe apenas importunó al chileno Claudio Bravo, que transmitió seguridad en las pocas ocasiones en las que hubo de intervenir.

En la segunda mitad se mantuvo el guión aunque el conjunto getafense con la entrada de Ángel Lafita tuvo algo más de mordiente y Diego Castro gozó de una inmejorable ocasión para empatar en el minuto 68 cuando, desde una posición inmejorable desde dentro del área y sólo ante Bravo, envió el balón ligeramente desviado metiendo el miedo a los aficionados locales.

El equipo de Luis García se crecía y tuvo que ser el mexicano Vela el que volviera a liderar el juego ofensivo de su equipo para tranquilizar los ánimos.

Una conducción de las que ya son habituales por parte de Vela generaría el gol de la tranquilidad para los realistas, que a veinte minutos para el final, marcaban el dos a cero por medio del suizo Seferovic.