• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El largo recorrido de Miku desde el Santo Tomás al Celtic Park

Miku debutó anoche en la Champions League con el Celtic / Leonardo Noguera

Miku debutó anoche en la Champions League con el Celtic / Leonardo Noguera

El ariete se convirtió ayer en el segundo jugador venezolano en jugar en la fase de grupos de la Liga de Campeones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nicolás “Miku” Fedor era un jovencito de apenas 14 años, cuando un viaje a Hungría para visitar a sus abuelos cambió de manera determinante su vida. El ariete, que en aquel momento jugaba fútbol en el colegio, el Santo Tomás de Villanueva, decidió que quería ser futbolista profesional y quedarse en España, con sus tíos, para hacer realidad lo que en ese momento era tan sólo un anhelo juvenil.

La principal esperanza de Miku era escuchar el himno de la Champions League sobre el terreno, con un uniforme de algún equipo que disputara la competición, y ayer, 13 años después de dejar toda su vida en Caracas atrás, lo hizo realidad.

El delantero alineó como titular y jugó los 90 minutos en el partido en el que el Celtic de Glasgow igualó sin goles contra el Benfica, por la primera fecha del grupo G de la competencia de clubes más importante de Europa.

No obstante, el transitar de Fedor tuvo muchas más piedras en el camino, que las que se consiguió en la rocosa defensa portuguesa, que ayer no dio ventajas al ariete caraqueño.

Miku, al que descubrieron unos ojeadores en una playa cercana a Valencia mientras jugaba con sus primos, en la costa azul española, se quedó ahí viviendo con su tío Vicente y su familia, y comenzó su recorrido futbolístico en el Sueca, un plantel cercano a la localidad donde fue descubierto.

Luego saltó al Alcoyano, donde hizo vibrar las redes en la segunda división de España, no sin antes haber sido reclutado por el Valencia, club que fue cediendo año a año al ariete caraqueño al Salamanca, con el que levantó su nivel hasta convertirse en un temible goleador.

Fue en medio de esa transición en 2005, cuando Fedor fue rescatado para Venezuela por Nelson Carrero. El técnico de aquella Sub 20 donde estaban Alejandro Guerra, Raúl “Pollo” González, Luis Manuel Seijas, Ronald Vargas y Paúl Ramírez, tomó a Miku para llevárselo a Colombia donde la Vinotinto tuvo una destacada participación ingresando al cuadro final de la competencia.

Cuatro años después debutó en el Valencia en la Europa League contra el Steabaek, donde anotó tres goles. Ahí, el caraqueño se terminó de afianzar en España cuando el Getafe se hizo con sus servicios en 2010, y desde entonces el resto se tradujo en una creciente foja goleadora.

Un habitual en las convocatorias de la Vinotinto mayor, se convirtió en un fijo dentro del equipo nacional, y dio el salto definitivo hasta su debut ayer en la Champions League en el Celtic Park de Glasgow, Escocia.

Miku se convirtió en el segundo venezolano en jugar un partido de la fase de grupos de la competencia, después que Roberto Rosales lo hiciera hace dos años atrás. Fedor logró así su sueño de adolescente, el que comenzó en la cancha de tierra del Santo Tomás de Villanueva, y que es toda una realidad.

“Fue un empate justo”

El técnico del Celtic de Glasgow, Neil Lennon aseguró a la web del equipo que el empate fue justo. “Fue un encuentro muy disputado, donde jugamos a buen ritmo contra un gran rival. Creo que el empate fue un resultado justo”.

Al mismo tiempo, el estratega elogió el trabajo realizado por Fedor durante el partido. “Estuve encantado con Miku. Pienso que trabajó muy bien la línea defensiva rival, y lidero muy bien nuestra ofensiva. Para ser su debut en este tipo de partidos (de Champions) mostró que es un gran jugador”, sentenció.