• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Miku Fedor superó marca de Salomón Rondón

Fedor (izq.) brilló durante los 90 minutos de juego | Foto EFE

Fedor (izq.) brilló durante los 90 minutos de juego | Foto EFE

El delantero del Rayo Vallecano anidó un gol y se convirtió en el primer venezolano en marcar en cuatro juegos consecutivos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sporting y Rayo Vallecano igualaron a dos tantos en un partido intenso y emocionante en el que los madrileños acabaron encerrando en su área a los gijoneses, pero que terminó en empate que no sirve para dar tranquilidad a ninguno de los dos equipos.

Sporting y Rayo Vallecano llegaban a este partido con trayectorias paralelas en las últimas jornadas, ya que ambos sumaron 7 de los últimos 9 puntos en juego y además afrontaban el encuentro con bajas importantes, Bernardo y Sanabria en los locales y Javi Guerra y Ze Castro en los madrileños.

El partido no pudo comenzar mejor para los gijoneses, ya que en el minuto 5 se adelantaron en el marcador con un gol de Guerrero que se aprovechó de un grave error de Quini, que quiso ceder a su portero sin ver la posición del delantero rojiblanco, que sólo tuvo que cruzar el balón fuera del alcance de Juan Carlos.

El Rayo logró el empate en una contra de libro tras un robo de balón de Jozabed en el centro del campo que envía largo a Pablo Hernández, que sorprende a la defensa rojiblanca adelantada para centrar a Miku que, completamente solo, logra la igualada en lo que fue su cuarto gol consecutivo para superar a Salomón Rondón quien, con el Málaga, marcó en tres partidos seguidos.

Fueron los mejores minutos de los rayistas, pero esta vez la contra la montan los rojiblancos tras un gran pase de Halilovic sobre Jony que se interna y, tras quebrar a Quini, ve la llegada de Halilovic, que se cae al controlar el balón, pero le da tiempo a tocar lo suficiente como para batir la portería madrileña a unos segundos para el descanso.

El empate a dos llegó tras un clamoroso error de Cuéllar, que salió muy mal en un centro de Tito y el balón llegó a Jozabed, que cruzó el balón al fondo de la red ante la incredulidad de los rojiblancos y la desesperación de la grada. El Rayo tenía posesión pero las ocasiones más claras eran locales en especial una jugada entre Halilovic e Isma López que finaliza con un centro chut de éste que se va fuera y a continuación Embarba desde fuera del área chutó cruzado y el balón se estrelló en el poste.