• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Miguel Rojas y Ehire Adrianza sueñan con hacer dobleplays en las mayores

Adrianza es conocido por su defensa / Ernesto Morgado

Adrianza es conocido por su defensa / Ernesto Morgado

El campocorto y el segunda base de los Tiburones se conocen desde que jugaban en el beisbol menor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los que ven y disfrutan el beisbol, saben que para realizar dobleplays se necesita más que virtudes defensivas. Se necesita también conocer los movimientos y la manera cómo juega el compañero de llave para realizar la doble matanza. Esto no es extraño para Miguel Rojas y Ehire Adrianza, campocorto y segunda base de los Tiburones de La Guaira, respectivamente.

Rojas y Adrianza tienen toda una vida jugando juntos. La pareja que ahora realiza dobleplays en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional con el uniforme de los escualos, están acostumbrado a realizar este tipo de jugadas desde que tenían 6 años de edad.

“Desde niños jugamos juntos para el mismo estado. Esta dupla no la formamos en el profesional y más que compañeros de equipo somos amigos”, comentó Miguel Rojas, quien agregó que además de tener una amistad con Ehire Adrianza, sus familias también se hicieron amigos.

“Para nosotros es un orgullo hacer este tipo de jugadas en el beisbol profesional. Las mismas que hacíamos cuando éramos niños”, expresó Rojas, jugador que pertenece a los Rojos de Cincinnati en la categoría triple A.

“Esto es un sueño. Nos hemos preparado desde muy pequeños. Más que compañeros somos amigos. Aprovechamos esta oportunidad que el manager Marco Davalillo nos dio”, dijo Adrianza, con una voz algo insegura que no parece ser la del camarero que mueve las manos con facilidad para llegarle a la pelota y convertir los outs.

“Nuestro sueño es seguir haciendo dobleplays juntos pero en grandes ligas. Tener una dupla de venezolanos en las mayores. Pero antes debemos llegar los dos a la gran carpa y estar en el mismo equipo”, añadió Adrianza, integrante de la organización de San Francisco (doble A).

“Cuando estamos en Estados Unidos, aunque no hemos coincidido en ninguna liga, siempre estamos en comunicación. La temporada que Ehire tuvo problemas en el dedo yo estuve muy pendiente de él. Casi siempre nos vemos en los entrenamientos primaverales y nos deseamos suerte. Yo creo que una de las cosas más bonitas del beisbol son las amistades que puedes hacer y mantener a través de los años. Si nos encontramos en las mayores y logramos nuestro sueño, más que una meta para nosotros, será gratificante para nuestras familias”, expresó Rojas.

Adrianza y Rojas, quienes se conocen desde hace más de 15 años, eran rivales. El segunda base de los Tiburones jugaba para el municipio Guaicaipuro del estado Miranda, mientras que el campocorto lo hacía para la jurisdicción de Plaza. Se conocieron en enfrentamientos en contra, pero Rojas, quien siempre quedaba eliminado con su equipo, era tomado como refuerzo para la escuadra de Adrianza. Así empezaron a jugar juntos y a realizar jugadas de dobleplay, las cuales actualmente hacen con facilidad y elegancia.
 
Fuera del terreno. Rojas y Adrianza quieren que su amistad continúe a través del tiempo. Por eso, el camarero del conjunto salado no descarta que el shorstop sea el padrino de su segundo hijo.
Adrianza es padre de una niña y Rossmel Pérez, quien también jugó con la pareja que utiliza Marco Davalillo, en el medio del diamante, es el padrino de la infante.
Por si fuera poco, el actual piloto del club salado, también los dirigió cuando participaban en el beisbol menor con la selección de Miranda.

Para no olvidar. Miguel Rojas tiene muchos recuerdos de su trayectoria por el beisbol menor, pero hay una que nunca olvidará.
“Una día me pusieron a lanzar. Entonces Ehire pasó a cubrir el campocorto y realizó varias jugadas buenas. Recuerdo que ese juego lancé no hit no run a uno de los equipos de los Valles del Tuy”, recordó Rojas mientras miraba a Adrianza para ver si aparecía otro recuerdo de los muchos que deben haber en más de 15 años jugando juntos beisbol.