• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Miguel Cabrera comienza a dejar atrás el letargo ofensivo

Miggy calló todas las hipótesis que se crearon sobre su slump | Foto AFP

Miggy calló todas las hipótesis que se crearon sobre su slump | Foto AFP

Brad Ausmus, manager de los Tigres de Detroit, cree que volvió a ser natural el swing del maracayero que conectó su primer cuadrangular del mes el jueves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre el 24 de mayo y el 20 de julio ocurrió uno de los sucesos más extraños en el beisbol de los últimos tiempos: un prolongado bajón ofensivo de Miguel Cabrera. Un promedio vitalicio de .320, el más alto entre los peloteros activos, ha acostumbrado al ámbito de los diamantes a ver al aragüeño casi inmune a los slumps.

Pero en el lapso, el inicialista de los Tigres de Detroit solo ligó para .257 y le propinaron 41 de los 68 ponches con los que amaneció ayer. Las alarmas se encendieron en los fanáticos de la Ciudad Motor. Comenzaron los debates sobre si Cabrera iniciaba el natural declive que vive todo atleta o que se había transformado en un bateador vulnerable a ciertos envíos, como a la recta de dos costuras.

Como se ha vuelto una tradición, el maracayero saboteó todas las hipótesis y estudios. La noche del jueves se fue de 3-2 ante un dominante James Shields y conectó su primer cuadrangular del julio. ¿Acaso es el principio del final del letargo del paleador?

“Parecía que su swing de nuevo le resultaba muy fácil”, le dijo Brad Ausmus, manager bengalí, a MLB.com. “No parecía que existía mucho esfuerzo y de nuevo está en el camino correcto”.

Cabrera no se quedó atrás para conectar la pelota al jardín derecho, como lo suele hacer. Cual slugger haló la bola y la llevó a 422 pies, según Statcats.

“Con Miggy es solo cuestión de tiempo”, expresó Ian Kingsler, camarero de los rayados. “Es el mejor bateador del beisbol por una razón y va a continuar así”.

Cabrera no se ha mostrado tan selectivo como el año pasado. De acuerdo con fangraphs.com, tiene un porcentaje de swings a pitcheos fuera de la zona de strike de 32.2%, levemente más alto que los 29.5% de la campaña anterior. Ayer amaneció con un promedio de .292.