• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Miguel Cabrera ganó el Bate de Plata de la Americana

El batazo de Cabrea metió en la pelea a los Tigres de Detroit/Reuters

El batazo de Cabrea metió en la pelea a los Tigres de Detroit/Reuters

Obtuvo el cuarto reconocimiento como mejor bateador de su posición. Ahora buscará el premio al Jugador Más Valioso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Cabrera necesitará comprar una estantería nueva para guardar en casa todos los premios que está coleccionando este año.

El slugger aragüeño añadió ayer dos trofeos más a su impresionante cosecha de 2012, al ser proclamado Tigre del Año y recibir su cuarto Bate de Plata.

Cabrera es el primer venezolano que obtiene el Bate de Plata en cuatro oportunidades, dos veces con los Marlins y otras dos con los felinos.

El nativo de Maracay fue proclamado a comienzos de semana Jugador del Año en el Players Choice Award, la votación que anualmente hacen los propios peloteros para elegir a los grandeligas más sobresalientes.

Previamente obtuvo la triple corona en la Liga Americana, una hazaña que no ocurría desde 1967 y que le ameritó un galardón especial, que le entregó el inmortal Frank Robinson en plena Serie Mundial. Esa tarde (ayer) le concedieron el premio Hank Aaron al pelotero más productivo del joven circuito.

No son sus únicos lauros.

Ganó por unanimidad el Luis Aparicio y fue proclamado Jugador del Año por Sporting News.

El Bate de Plata de Cabrera es el número 23 de la expedición nacional, una cuenta que inició Manny Trillo en 1980, cuando se creó la distinción.

El antesalista hereda de Justin Verlander el Tigre del Año, un homenaje que resulta de la votación del capítulo Detroit de la Asociación de Cronistas de Beisbol.

Fue un año soñado para Cabrera. No sólo lideró la Americana con 44 jonrones, 139 empujadas y .330 de average; también fue el mejor con .606 de slugging, 377 bases alcanzadas y .999 de OPS. Tuvo un promedio de embasado de .393 y golpeó 40 tubeyes, al tiempo que, por tercera campaña consecutiva, evitó llegar a 100 ponches.

El antesalista tiene claro cuál de todos sus logros de este año le resultará inolvidable: "Esa triple corona", aseguró al terminar la Serie Mundial.

"Será lo que se recordará durante toda mi carrera, por ser algo histórico", justificó. "No había ocurrido en 45 años. Pero tengo que tratar de dejarlo allí, en el pasado. No debo buscar repetirlo la campaña próxima. Lo que debo hacer ahora es trabajar más fuerte y ser más consistente".

Más consistente para conseguir nuevos premios. Y otras estanterías.