• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

4-0. Messi y Villa encaminaron la remontada culé

David Villa celebra con sus compañeros de equipo la victoria del Barcelona / EFE

David Villa celebra con sus compañeros de equipo la victoria del Barcelona / EFE

El conjunto azulgrana logró la remontada gracias a dos tantos del argentino al minuto 6 para abrir la cuenta y al 39 para aumentarla. Villa al 55 y Alba al 90, ampliaron la ventaja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Barcelona llegó al Camp Nou con una eliminatoria cuesta arriba ante un Milan que venía remontando posiciones en Italia. La misión de clasificar a cuartos de final de la Liga de Campeones era casi imposible.

Pero el conjunto español se lo creyó, y desde el mismo pitazo inicial acorraló a los dirigidos por Massimiliano Allegri. El premio a la presión llegó pronto para los dirigidos por Jordi Roura, pues al minuto 5, tras una gran combinación al borde del área rival entre Xavi, Iniesta y Lionel Messi, le permitió al argentino definir a la escuadra del arco defendido por Christian Abbiati. Explotó el Camp Nou.

Con el 1-0, el libreto del partido no cambió demasiado, pues el Barcelona, embelesado por el tanto tempranero, buscó el arco con mayor ahínco ante un Milan que pudo haber respondido al minuto 9 pero Stephan El Shaarawy no pudo definir ante Víctor Valdés.

Pero el ataque barcelonista continuó. Iniesta al 14, Villa al 16 y Xavi al 17 pudieron haber aumentado la cuenta pero Abbiati lo pudo evitar exigiéndose al máximo una y otra vez. Luego, el partido entró en un ida y vuelta sin peligro para ninguno de los arcos, hasta el minuto 34, cuando El Shaarawy definió rasante y cruzado pero sin fuerza contra Valdés.

Pero al minuto 38, el Milan pudo haber logrado la paridad en el marcador y la posible eliminación del Barcelona en la “Champions”. Niang se comió el gol, luego de quedar solo ante Valdés tras un error garrafal de Javier Marcherano en la mitad del campo.

Y como dice el dicho popular, “el que no hace, le hacen”, en la siguiente jugada, una pelota recuperada por Andrés Iniesta en la mitad de la cancha le permitió al manchego habilitar a Messi al borde del área, para que éste con la calidad que lo caracteriza, definiera con potencia y bajo para el 2-0. La remontada se completaba.

Una que otra escapada de El Sharawy, antes de irse al descanso, fue de lo poco que mostró el Milan en la primera mitad que terminaba con el objetivo cumplido para los de Roura.

Y apareció Villa

En la segunda mitad, el Milan adelantó líneas buscando un gol que los acercara a los cuartos y le complicara la vida al Barcelona. Pero más allá de eso, el conjunto culé continuó con la presión y originó el fallo de Constant, para que David Villa se rencontrara con el gol y desatara la locura en el Camp Nou cuando corría el minuto 55.

Tras el tercer gol, el Barcelona no bajó el pie del acelerador pues, un tanto del Milan le daba el pasaje a cuartos a los italianos. Messi al 65 y Busquets al 66 pudieron haber aumentado la cuenta pero sus disparos no encontraron el arco.

Allegri, buscando el gol de la clasificación le dio ingreso a la cancha a Robinho y Muntari por Ambrosini y Niang. Los cambios, le cambiaron la cara a los “rossoneri” que lograron aproximarse con peligro al área del Barcelona, pero sin claridad.

En un último intento por cambiar el resultado adverso en el Camp Nou, el mandamás del Milan le dio entrada al ex Barcelona Bojan Krkić por Flamini. Y al minuto 81, el jugador español pudo haber sepultado a su ex equipo, en una jugada en la que dejó regado a Gerard Piqué y habilitó a Robinho dentro del área pero su disparo fue detenido en última instancia por Jordi Alba. Respiraba el Camp Nou, que veía como el Milan se crecía en los últimos minutos.

Con todo el Milan volcado al ataque, Messi robó un balón en el área rival e inició un contragolpe lapidario que en asociación con Alexis Sánchez quien ingresó por David Villa, habilitaron a Jordi Alba para que éste sentenciara el cotejo al minuto 90. El 4-0 destrozaba las ilusiones de un Milan que tuvo medio pasaje en la mano y se quedó, otra vez, sin opciones de conseguir “la orejona”.

Por otra parte, el Barcelona tuvo una noche pletórica, de esas que la fanaticada culé extrañaba, para meterse en cuartos de final del torneo europeo y callar las críticas que habían surgido después de su eliminación de la Copa del Rey a manos del Real Madrid y su posterior caída en Liga, ante su acérrimo rival.