• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Messi y Neymar resuelven en un minuto

El Barcelona se montó en el primer lugar de la clasificación de la Liga de España / EFE

El Barcelona se montó en el primer lugar de la clasificación de la Liga de España / EFE

El portero chileno del Barcelona Claudio Bravo superó el récord de imbatibilidad histórico en un inicio de campeonato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Barcelona, gracias a dos goles en un minuto del argentino Leo Messi y el brasileño Neymar Júnior, ganó en Vallecas (0-2) con un juego poco convincente a un Rayo que disputó los últimos treinta minutos de partido con un hombre menos por la expulsión de Jorge Morcillo y acabó el partido con nueve, al ver la segunda amarilla el mexicano Javier Aquino, en el minuto 90.

Después del tropiezo sufrido hace unos días en Liga de Campeones frente al PSG, el Barcelona llegó a Vallecas dispuesto a olvidar sus penas europeas y también a disipar esas primeras dudas que han surgido sobre el equipo a raíz de los últimos encuentros.

El técnico asturiano Luis Enrique Martínez sorprendió en su once con una línea defensiva formada por Dani Alves y Mathieu en los laterales, y Marc Bartra y Gerard Piqué en el eje de la zaga, con Xavi Hernández por delante como organizador del juego.

El Rayo, espoleado por su afición, que llenó el campo por primera vez esta temporada, no se arrugó ante la calidad de los jugadores azulgranas y dispuso un planteamiento táctico ofensivo para intentar tratar de tú a tú al Barcelona.

Lo consiguió durante bastantes minutos e incluso pudo adelantarse en el marcador con un disparo raso cruzado de Alberto Bueno que despejó a córner el chileno Claudio Bravo.

La buena disposición táctica del Rayo, con la línea defensiva casi en el centro del campo, creó muchos problemas al Barcelona, que por momentos pareció estar atascado y sin ideas debido a la poca capacidad de Neymar y Munir para desbordar por sus bandas.

Con el paso de los minutos, el Barcelona se fue haciendo dueño del encuentro y fue cuestión de tiempo que tardara en aparecer Leo Messi. Primero con un remate a bocajarro que sacó Toño y segundo con una vaselina cruzada que el portero alicantino no pudo parar.

Sin casi tiempo para asimilar el gol encajado, el Rayo sufrió un nuevo mazazo un minuto después, ésta vez por parte de Neymar, quien recibió un balón de Sergio Busquets en la frontal y disparó cruzado para batir a Toño.

El Rayo, con un sobresaliente Gael Kakuta, que realizó varias acciones dignas de elogio, dos con caño incluido a dos adversarios, se fue al descanso cabizbajo por el resultado. Su técnico, Paco Jémez, aprovechó para realizar un doble cambio muy ofensivo y retirar a uno de los centrales para jugar con tres defensas, sacar un delantero y jugar con tres arriba.

Con ese planteamiento táctico, el Rayo se sintió muy a gusto y pudo marcar a los 57 minutos con un potente disparo del brasileño Leo Baptistao que despejó el chileno Claudio Bravo. Esa sería la última ocasión clara de peligro del equipo madrileño, que a partir del minuto 60 jugó con un hombre menos por la expulsión de Jorge Morcillo.

Sin centrales sobre el césped, el elegido para retrasar su posición fue Raúl Baena, que cumplió con solvencia ante un Barcelona que ganó profundidad con la entrada de Pedro Rodríguez, aunque fue el croata Iván Rakitic, recién salido al campo, el que pudo marcar el tercero a los 71 minutos.

En los compases finales, el Barcelona alcanzó el área rival constantemente por el desfonde del Rayo y no amplió su ventaja porque Messi, en dos ocasiones muy claras para marcar, mandó el balón por encima del travesaño.

Bravo de récord

El portero chileno del Barcelona Claudio Bravo, con su séptimo partido consecutivo de Liga sin encajar un gol, superó el récord de imbatibilidad histórico en un inicio de campeonato que tenía Pedro María Artola desde la temporada 1977/1978, que estuvo 560 minutos sin recibir un tanto.

Con este séptimo partido sin recibir ningún gol, el Barcelona sigue imbatido en Liga y Bravo suma 630 minutos sin recoger un balón desde el fondo de su portería.

La casualidad ha querido que Bravo, fichaje del Barcelona esta temporada procedente de la Real Sociedad, haya superado a Pello Artola, que logró ese récord con la camiseta azulgrana dos años después de abandonar el conjunto donostiarra.

Este récord logrado por Bravo no supera al de imbatibilidad en una Liga por un guardameta del Barcelona, que lo sigue manteniendo Víctor Valdés, que en la campaña 2011/2012 aguantó 896 minutos sin recibir un tanto.

La plusmarca total en un campeonato de Liga es de Abel Resino, portero del Atlético de Madrid, que en la temporada 1990-91 estuvo 1275 minutos sin que le marcasen gol, lo que entonces supuso un récord mundial.