• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Merengues de Marruecos: 48 años esperando al Madrid

Ambiente en la "Peña Casa Madridista" de Casablanca (Marruecos). Hoy son 259 los miembros y otros 300 se les han unido para la Copa del Mundo de Clubes. Tienen todo listo después de vivir 48 años con la esperanza de que el equipo blanco volviese tras jugar tres veces la copa Mohamed V en Casablanca, en el 62, 64 y 66. | EFE/Marta Miera

Ambiente en la "Peña Casa Madridista" de Casablanca (Marruecos) | EFE/Marta Miera

Los fanáticos del equipo blanco en la capital africana viven un sueño hecho realidad: ver a su escuadra jugar en su propio país. No esperan otra cosa sino el triunfo del Real en el Mundial de Clubes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son muchos años los que Amine Birouk y sus colegas han esperado para volver a tener al Real Madrid en Marruecos, por eso aquel gol de Sergio Ramos en la final de la Champions que le clasificó para la Copa del Mundo de Clubes se ha quedado grabado en la retina de la "Peña Casa Madridista" de Casablanca. 

"Todo cambió -recuerda Birouk- con ese cabezazo de Ramos en el minuto 92. La Copa del Mundo de Clubes se iba a jugar en Marruecos y tras 48 años de espera la Décima estaría aquí. Un cuento de hadas hecho realidad".

"Con la prórroga comenzamos a soñar que una generación de jóvenes, de niños, de ancianos podrían verles por televisión pero también en el campo. Ronaldo, Casillas, Ramos ¡en nuestro país!", comenta emocionado Birouk, miembro de la peña y connotado periodista deportivo local.

Ese día muchos lloraron de alegría al saber que el equipo merengue por fin tocaría suelo marroquí. "El Real Madrid es una institución con 112 años. Jugaron tres veces la copa Mohamed V en Casablanca en el 62, 64 y 66, y hemos vivido 48 años con la esperanza de que regresarían", explica Birouk.

El 4 de febrero de 2014 el Real Madrid les oficializó como peña, pero Younes ElKhiry, el presidente -cuyo abuelo viajaba desde Marruecos directo al Santiago Bernabéu para ver jugar al equipo de Di Stéfano- ya llevaba tiempo dirigiendo al grupo por las redes sociales.

Hoy son 259 los miembros y otros 300 se les han unido para la Copa del Mundo de Clubes. No les falta nada y tienen todo listo. Hasta tarjetas de visita.

Han comprado 1.200 entradas para la semifinal y la final que les han costado 42.000 euros en total, y a cada uno de los miembros se le ha distribuido un paquete con gorra, camiseta y bufanda, entre otras cosas.

Cada prenda, por supuesto, adornada por el escudo del equipo blanco, con la bandera de España y Marruecos en su interior, la cruz sustituida por una estrella y el nombre de la peña en medio con letras rojas.

Antes del partido del próximo martes, la Peña Casa Madridista se he reunido para ver el Real Madrid-Almería en un restaurante cercano al paseo marítimo de Casablanca, donde se controla a todo el que entra ya que está reservado exclusivamente a los madridistas.

Leyendas del fútbol marroquí como Aziz Bouderbala, Hassan Nader o el deportivista Noureddine Naybet asistieron a la cita y disfrutaron del partido junto al resto de hinchas y muchos profesionales del mundo futbolístico marroquí.

En el ambiente se nota que la llegada de sus ídolos está cerca y prácticamente han forrado el lugar con carteles de bienvenida que se mezclan con las fotografías de corridas de toros y bailaoras. Lo español se palpa hasta en las bandejas de croquetas y calamares que los camareros llevan frenéticamente de un lado a otro.

Dos enormes tambores están preparados para celebrar los goles, un pinchadiscos pone ritmo al himno de la Décima y el invitado de honor, un popular periodista deportivo español famoso por su pasión madridista, firma camisetas y se fotografía con los hinchas.

Se recuerdan las grandes remontadas del equipo, como cuando perdió en Bélgica 3-0 ante el Anderlecht en 1984 y en la vuelta le venció por 6-1 y comenzó -dice Birouk- la historia del clavo ardiendo, el "espíritu juanito" y la "quinta del buitre".

Cuentan que es tal el amor que profesan al club blanco que cuando sucede que un partido del Real Madrid coincide con uno del Wydad de Casablanca, uno de los equipo más laureados del país, la peña blanca escribe a la federación marroquí para que intente cambiar la fecha.

En Marruecos por lo menos hay seis peñas más del Real Madrid, pero los miembros de Peña Casa Madridista aseguran que ellos se van a distinguir sobre los demás por una proeza: están elaborando dos enormes mosaicos de 2.300 y 2.400 metros cuadrados que se alzarán cuando los madridistas entren al campo.

Las dos les han costado la friolera de 16.000 euros y piden que se mantenga la sorpresa sobre el motivo elegido para el mosaico.

Dos diseñadores trabajaron en la idea que fue discutida en una asamblea general convocada entre los miembros de la peña, que se ha coordinado con el club para que los hinchas que llegan de Madrid, que está previsto que sean unos 3.500, se sienten en la misma zona que ellos. Será en la puerta 13 y el mosaico ocupará tres puertas.

Han mantenido una reunión con el responsable del comité de seguridad de la FIFA y el pasado lunes visitaron el estadio de Rabat para inspeccionar el terreno y medirlo. Para que el mosaico salga según lo previsto, tendrán que estar allí seis horas antes del partido.

A mediados de la semana que viene viajarán a Marrakech para estudiar el estadio donde se disputará la final y preparar su segundo mosaico.

¿Y si pierden el primer partido?

"Eso no ocurrirá. No es posible".