• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Memo el gigante

Guillermo Ochoa fue nombrado jugador del partido | Foto EFE

Guillermo Ochoa fue nombrado jugador del partido | Foto EFE

El portero Guillermo Ochoa atajó cuatro jugadas de peligro y fue la figura clave para que México empatara sin goles con Brasil en el segundo encuentro de ambos en el Mundial 2014 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil quería revancha. Relamiendo sus heridas quería desquitarse en su casa del golpe que significó perder la final de los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres. Buscaba una victoria que los clasificara a octavos de final de una vez en la Copa Mundial 2014.

Sin embargo, México fue de nuevo el aguafiestas. No quiso sumarse a la celebración en el estadio Castelao de Fortaleza, y se concentró en defenderse con criterio y contragolpear al local, que también repelió los ataques de su rival para que al final el marcador no se moviera.

El 0-0 no implicó que el partido fuese aburrido. De hecho, la figura de la cancha fue Guillermo “Memo” Ochoa, el guardameta de México, quien con cuatro atajadas espectaculares frustró al conjunto anfitrión, que aún sigue sin encontrar su mejor juego.

“Guillermo es un gran arquero”, afirmó hace meses el central zuliano Grenddy Perozo, compañero de equipo del mexicano en el Ajaccio de Córcega, en Francia. “Tiene tres virtudes fundamentales. Le habla mucho a sus centrales, tiene muy buenos reflejos y sabe pararse bien en la portería, por lo que recorre poco en los remates”, señaló.

Ochoa atajó un cabezazo de Neymar en la primera parte con el que por poco abrió el marcador. El guardameta saltó con un alarde felino para repeler el golpe de cabeza ceñido al poste derecho del astro brasileño, el único jugador activo en un ataque amazónico que aún no despierta, y que depende mucho del paulista.


Orden y progreso. México se defendió con un orden militar durante todo el compromiso. De hecho, el conjunto de Miguel Herrera aplicó un esquema corto, con los defensores muy cerca de los mediocampistas y los delanteros apretando la salida de Brasil, limitándolos en su accionar como conjunto, cortando la fluidez de su juego por el piso y dejándolos sin alternativas.

Luiz Felipe Scolari, que dijo antes del partido no conocer al técnico mexicano, tiene ahora referencias de primera mano de su trabajo. Al impedir la fluidez del ataque local, los visitantes comenzaron a explotar los espacios que quedaban en las bandas del cuadro brasileño, y crearon peligro.

En el segundo tiempo pudieron lograr algún tanto de contragolpe, pero Julio César también se agigantó en el cuidado de la valla amazónica.

Sin embargo, en el momento en el que falló la defensa que comandó como un general el experimentado Rafael Márquez, apareció la figura de Ochoa.

Además del cabezazo del primer tiempo, le sacó dos balones más a Neymar en el segundo tiempo y otro cabezazo sobre la raya a Thiago Silva.

“Hacer esto en una Copa del Mundo y contra el anfitrión no es fácil”, indicó Ochoa a la web de la FIFA. “Gracias a Dios se nos dieron las cosas. Ahora tenemos que seguir, porque esto continúa. Hay que disfrutarlo”.

Si Memo tuviera que elegir una parada, se quedaría con la del cabezazo de Neymar a los 35 de la primera parte. “El cabezazo fue el más complicado de los cuatro que saqué, porque iba muy pegado al palo”, argumentó.

Grenddy Perozo describió a Ochoa como un buen tipo. “Me ayudó mucho a adaptarme a Ajaccio. Es un muchacho tranquilo y buena gente”. Ayer el amigo del zaguero marabino se agrandó y fue infranqueable contra un Brasil atascado, que sigue sin jugar a su mejor nivel en su fiesta.


Ficha técnica
Brasil (0): Julio César, Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Paulinho, Luiz Gustavo, Oscar (William, 82’), Ramires (Bernard, 46’), Neymar, Fred (Jo, 69’). DT: Luiz Felipe Scolari.

México (0): Ochoa, Rodríguez, Márquez, Moreno; Aguilar, Layún; Vásquez, Herrera (Fabián, 76’), Guardado; Dos Santos (Jiménez, 82’), Peralta (Hernández, 73’). DT: Miguel Herrera.

Árbitro: Cuneyt Fakir (Turquía)

Amonestados: Ramires, Thiago Silva (B); Aguilar, Vásquez (M).

Estadio: Castelao (Fortaleza, Brasil).