• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Matanzas o Villa Clara representarán a Cuba en la Serie del Caribe

 Los isleños participarán en la contienda que se realizará en Margarita del 2 al 8 de febrero de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antaño se decía que cualquier pelotero cubano tenía la capacidad de jugar en las grandes ligas, y su dominio en torneos internacionales como los Juegos Olímpicos, sumado al arribo a las mayores de un número significativo de jugadores que desertaron de la isla, nutrió enormemente esa creencia.

Pero en años recientes, particularmente después que se permitió la presencia de profesionales en torneos antes reservados exclusivamente para aficionados, el desempeño de los equipos cubanos ha sido discreto.

Cuba lleva ocho años sin conquistar un gran título internacional y en el pasado Clásico Mundial fue eliminado por Holanda que avanzó a semifinales.

Los cubanos guardan por ahora el recuerdo de sus triunfos en los Juegos Olímpicos de 1992, 1996 y 2004, e incluso su derrota en la final ante Japón en el primer Clásico en 2006.

Pero ahora tendrán la oportunidad de demostrar que siguen siendo una potencia regional, cuando se produzca su retorno a La Serie del Caribe en febrero.

El esperado regreso, después de 53 años, se producirá en la próxima edición de la Serie del Caribe, que se disputará entre el 2 y 8 de febrero en la turística isla venezolana de Margarita.

El presidente de la Federación Cubana de Beisbol, Higinio Vélez, anunció el 10 de junio que el equipo campeón de la serie final entre Matanzas y Villa Clara será el representante de la mayor de las Antillas en la Serie del Caribe, donde  participan los equipos campeones de México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.


Las coronas. Cuba ganó siete de las primeras 12 ediciones disputadas en este torneo regional, que se inició en 1949 en la isla. La mayoría de esos títulos los acumuló en las cinco últimas ediciones en que tomó parte: Elefantes de Cienfuegos (1956 y 1960), Tigres de Marianao (1957 y 1958) y Alacranes de Almenares (1959). En 1960, sin embargo,  el líder de la revolución Fidel Castro puso punto final a esa laureada carrera al abolir el profesionalismo en el deporte.

El acercamiento del deporte cubano al profesionalismo ha sido un proceso lento, pero sostenido en años recientes. Cuba ya participó en las tres ediciones del Clásico Mundial y planea competir en justas internacionales de boxeo que ofrecen premios.

Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe, recordó que el regreso de Cuba se venía gestando desde 1999, pero es recién ahora cuando están dadas las condiciones.

En el 2012, la Confederación del Caribe no aceptó el ingreso de Cuba como liga invitada a la edición en la ciudad de Hermosillo, México.

“La idea era que regresara como miembro pleno”', dijo Oscar Prieto Párraga, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y ex propietario de los Leones de Caracas.

El regreso de Cuba se frustró en varias ocasiones debido a que no estaban en condiciones de pagar las sumas cercanas a 30.000 dólares que se exigen para pertenecer a la Confederación.

“Era una suma muy elevada y se bajó sustancialmente”, explicó Puello, sin dar detalles.

La iniciativa está lejos de ser un gesto simbólico, por el contrario, es parte de un plan para oxigenar el torneo que ha venido a menos en las últimas ediciones.


Papel decisivo

“Para nadie es un secreto que la Serie estaba de capa caída, teníamos que hacer algo”, dijo a la AP Oscar Prieto Párraga, quien participó en la reunión de la Confederación del Caribe con representantes del beisbol cubano en La Habana. El dirigente venezolano comentó que así como a México “le tocó salvar” la Serie del Caribe en 1992, Cuba podría desempeñar un papel importante ahora. Después de los malos resultados en el intento de llevar la serie a Miami, un terreno neutral,  en las ediciones de 1990 y 1991, Santo Domingo iba a ser sede, pero no pudo organizarla.