• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Marwin González imitó a César Tovar y Andrés Galarraga

Marwin González rompió el juego perfecto de Yu Darvish / AP

Marwin González / AP

El toletero de Astros de Houston es el décimo que finaliza con la máxima hazaña de un pitcheo a falta de un out

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marwin González logró el martes una faena que no es extraña para los venezolanos: conectar el primer incogible en un juego de grandes ligas en el noveno inning. Secundó a César Tovar –que lo hizo en dos ocasiones– y Andrés Galarraga.
El batazo de González ante el japonés Yu Darvish tiene más impacto, ya que finalizó con un juego perfecto, mientras que Tovar y Galarraga lo hicieron en presencia de un no hit no run.
El 15 de mayo de 1969, luego de un out en el noveno inning, Tovar le bateó el único hit que permitiera Dave McNally; ese mismo año, el 10 de agosto de 1969 Tovar acabó con el no hit no run de Miguel Cuellar al batearle imparable. Mientras que el Gato Galarraga sonó imparable, con dos fuera en el noveno, a Pal Wagner el 29 de agosto de 1995.
González se convirtió en el décimo bateador que acaba con un juego perfecto, con dos outs en el noveno inning. Irónicamente, el último en hacerlo fue Jason Donald el 2 de junio de 2010, quien con un manso rodado a primera base fue declarado “quieto” por el umpire Jim Joyce para finalizar con la joya del cumanés Armando Galarraga.

Enfocado. El martes, ante 22.673 personas en el Minute Maid (estadio de Astros de Houston), Darvish había llegado al noveno tramo con 24 retirados en fila, 14 por la vía del ponche y 107 envíos –a pesar que tenía un límite de 100–. Con dos rectas afuera, Jason Castro falló con rodado a los predios de Elvis Andrus. Luego, con un solo pitcheo, el asiático retiró a Carlos Corporán por rolata a segunda.
Llegó la hora de la verdad. Darvish respiró profundo. Se ajustó la gorra y se subió al morrito. Con todos los asistentes de pie, el receptor A. J. Pierzynsky pidió recta afuera –en detrimento de las otras cuatro curvas y tres cambio que tiene el japonés en su repertorio–. Darvish aprobó la solicitud. Se enfiló al plato y González acabó con todo.
“A los dos primeros bateadores, les tiró rectas afuera y sabía que me iba a lanzar así también. Estaba esperando ese pitcheo. No quería ser el último out”, relató González. Darvish, seguidamente, fue retirado en medio de una sonora ovación. Rangers de Texas se impuso 7-0.

Félix es el último
Con el sencillo de Marwin González a Yu Darvish, el derecho carabobeño Félix Hernández se mantiene como el último lanzador en conseguir un Juego Perfecto en grandes ligas, el 23 en las mayores. El as de Marineros de Seattle logró la hazaña el 15 de agosto del año pasado ante los Rays de Tampa Bay, que cayeron 1-0. El venezolano necesitó de 113 envíos y abanicó a 12 rivales.