• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Martín Pérez: “Mi meta es volver y ganar un Cy Young”

Martín Pérez regresará al montículo en 2015

Martín Pérez regresará al montículo en 2015

El zurdo portugueseño se siente bien, 24 horas después de someterse a una cirugía Tommy John para reconstruir el codo dañado. Asegura que prefirió la operación, pensando en su futuro, porque la rehabilitación no le daba garantías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Martín Pérez amaneció optimista, este martes. Menos de 24 horas después de someterse a la cirugía Tommy John, una intervención en la que le fue reconstruido el codo izquierdo, el portugueseño despertó en Arlington sin dolor y con la seguridad, dijo, de estar comenzando un proceso que le pondrá de nuevo en lo más alto de la rotación de los Rangers, en 2015.

“Mi meta no es volver a lanzar 26 innings en blanco consecutivamente”, advirtió, al otro lado del teléfono. “Mi meta es ganarme un (premio) Cy Young”.

Pérez tuvo su primera cita post operatoria algunos minutos después de la charla telefónica. Los médicos le quitaron una plantilla que el lunes le colocaron de manera transitoria y echaron un vistazo a la zona operada.

“No siento ningún dolor”, aseguró. “Claro, cada cuatro horas me estoy tomando mis medicamentos. Por eso no siento nada. Ayer tenía los dedos hinchados, porque me sacaron un tendón de la misma mano y lo pusieron en el codo. Pero me siento muy bien. Creo que el doctor hizo un gran trabajo y que la operación fue un éxito”.

Félix Olivo, agente del serpentinero, señaló que el desgarre sufrido por su pupilo en el ligamento colateral ulnar “era de 60 por ciento”, lo que hacía casi inevitable el procedimiento.

Olivo destacó la madurez con la que Pérez ha vivido el proceso, desde que sintió molestias por primera vez.

“Yo estaba en República Dominicana, cuando él me llamó, y creo que la noticia me dolió más a mí que a él”, comentó el representante.

“Ahora debo asumir la responsabilidad de la rehabilitación”, intervino el pitcher. “Sé que será un éxito, porque soy un chamo al que le gusta trabajar. Depende de mí. Todo va a estar bien”.

Un slider causó el percance. Pérez admite que “no fue fácil” tomar la decisión de someterse al bisturí.

“Nunca pensé que esto me iba a pasar”, exclamó. “Pensé que estaba bien del codo. No sentí ningún dolor, nada. Pero en el último juego, le tiré un slider a (Mike) Napoli, con la que lo ponché, y con ese pitcheo sentí un puyazo en el tríceps, detrás del codo”.

Pérez se fue a las duchas, luego de esa incursión, y los médicos del equipo decidieron hacerle exámenes físicos, para descartar algún problema. 

“Fue fuerte cuando me enteré de la noticia”, confesó. “Pero he madurado muchísimo. Vi las cosas con calma y pensé en positivo cuál era la mejor decisión que podía tomar para mi futuro. Sé que el equipo me necesita, pero se trata de mi carrera. Podían aplicarme sangre (enriquecida con plaquetas, mediante inyecciones), pero existía el riesgo de durar tres meses y ser operado de nuevo. La rehabilitación tenía riesgos. Me lo dijo el mismo doctor: ‘Para mí, lo mejor es hacerte la Tommy John’, eso me comentó”.

“Yo estaba nervioso”, continuó Pérez. “Hablé con mi familia, con Félix, con mi mamá, con mi papá, con mis familiares en Venezuela. Ellos me ayudaron a tomar la decisión. Fue difícil, pero fue la mejor. Aquí estoy operado, pero sé que muchos pitchers con la Tommy John regresan mejor. Sé que todo depende de mí, de lo que haga en la rehabilitación”.

¿Cómo llenará su tiempo libre el as de los Rangers, mientras dura la espera? En principio, estará fuera hasta mayo o junio de 2015, si todo va bien.

“Gracias a Dios, ya tengo mi casa y estoy establecido”, contó. “Estoy esperando los muebles, y confío en que eso me distraerá un poquito.  Compartiré con mi esposa. Y con mi familia, cuando esté aquí. En las mañanas trabajaré, enfocado en ir ajustando el brazo. En las tardes, ya veré qué hacer. Me meteré en la piscina a nadar, cuando esté aburrido. Todo va a estar bien. Aquí estoy con mi esposa, que es mi compañía. Todo va a estar bien”.

Pérez no descartó reaparecer con el Magallanes, si le dan los tiempos. “A lo mejor 20, 25 innings, todo es posible”. Su voz, a lo largo de la entrevista, se escuchó siempre firme, esperanzada.

“Tengo que concentrarme en mi brazo”, subrayó. “Ese es mi futuro. Sé que en 2015 no voy a lanzar mucho, pero en 2016 tendré el mismo ánimo y el mismo hambre de jugar”.