• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Martín Pérez tiene razones para ser optimista

Martín Pérez podría estar de regreso en la rotación de Texas a mediados de 2015 | AP

Martín Pérez podría estar de regreso en la rotación de Texas a mediados de 2015 | AP

De acuerdo con un reciente estudio realizado en Estados Unidos, 97,2% de los lanzadores regresa después de una operación Tommy John

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grandes ligas El zurdo inició su proceso de recuperación


Martín Pérez tomó la decisión de someterse a la cirugía Tommy John con aplomo y madurez, echando mano a la seguridad que le ha caracterizado a lo largo de su incipiente carrera en grandes ligas con los Rangers de Texas, organización en la que se ha formado como prospecto desde 2008.

El procedimiento quirúrgico está diseñado para reconstruir el ligamento colateral cubital medial (codo) cuando se rompe y fue ideado por el médico Frank Jobe, que en 1974 logró salvarle la carrera al zurdo Tommy John, mientras se desempeñaba como jefe médico de los Dodgers de Los Ángeles.

Desde entonces, la revolucionaria cirugía de Jobe ha salvado buena parte de las carreras de pitchers con lesiones de ligamentos en el codo.

Un estudio publicado en diciembre de 2013 por la American Journal of Sports Medicine, y citado a principios de año por USA Today, mostró que 83% de los 179 lanzadores que formaron parte de la investigación regresó a las mayores después de ser operado y que 97,2% volvió a lanzar a nivel profesional. Solo cinco de esos serpentineros fallaron en su intento de retorno.

Eso explica por qué ese tipo de cirugía se ha convertido en algo rutinario en años recientes. Hasta el inicio de esta semana se contaban 35 operaciones en 2013, incluidos jugadores de ligas menores, una cifra que representa 75% de las ocurridas en 2013 (49) y la mitad de las que se llevaron a cabo en 2012 (69), de acuerdo con datos de Jeff Zimmerman, miembro del staff de FanGraph.

“Ese aumento considerable en el número de la Tommy John por año tal vez se explique porque ha comenzado a usarse para reparar y no reconstruir el codo. Es decir, una cirugía Tommy John modificada, como mecanismo profiláctico. Cuando reparas no necesitas sustituir el ligamento, sino recurrir a la ayuda de suturas especiales y micro anclas. En el caso de Pérez se habló de desgarre parcial”, opinó Germán Medina, reconocido traumatólogo del país con más de 35 años de experiencia en medicina deportiva.

Una vez que el paciente sale del quirófano la recuperación tarda un promedio de 12 a 18 meses. Pérez aspira retornar a la rotación de los Rangers a mediados de 2015 y sus expectativas son altas.

“Mi meta no es volver a lanzar 26 innings en blanco consecutivamente”, advirtió en entrevista con El Nacional, el martes, 24 horas después de ser intervenido por el cirujano Keith Meister. “Mi meta es ganarme un (premio) Cy Young”.

Pérez arrancó la campaña con récord de 4-0 y 1.42 d efectividad, en sus primeros cinco inicios, un lapso en el que completó su racha de ceros, pero en sus últimas tres salidas compiló un negativo 0-3, además de un promedio de 12.83 carreras limpias, antes de lesionarse.

Tommy John ganó 288 juegos en MLB, 164 de ellos luego de pasar por la cirugía que lleva su nombre.

David Wells se operó el 10 de abril de 1985, antes de iniciar su carrera como grandeliga, y actuó durante 21 campañas en las mayores, dejó récord de 239-157, ganó 20 partidos en una zafra y se apuntó un juego perfecto.

Eric Gagne también tuvo que apelar al procedimiento en 1997 y en 2003 obtuvo un Cy Young como cerrador de los Dodgers.

Si no ocurre algún contratiempo, esos tres ejemplos deben darle ánimos a Pérez para pensar en fructíferos años por venir. Algo que siempre han esperado en Texas.

Paciencia

Víctor Zambrano, que en 1996 se convirtió en el primer lanzador venezolano que se sometió a la Tommy John, le recomienda a su compatriota paciencia.

“Es una recuperación que conlleva bastante trabajo y paciencia. Debes tener la constancia suficiente para mantenerse dentro del calendario que te establecen”, enfatizó Zambrano. “En aquel momento, antes de ir al quirófano, me recomendaron fortalecer el hombro con algunos ejercicios, porque una vez que te operan, cuando inicia la rehabilitación, el brazo tiende a estar débil. Fortaleciéndolo antes, puedes obtener mejores resultados”.

Zambrano contaba apenas 20 años de edad y estaba en su primera campaña con los Devil Rays en la Liga de la Costa del Golfo.

“No recuerdo el nombre del médico que me operó, pero era un discípulo de James Andrews (reputado cirujano ortopédico) y la operación se llevó a cabo en Alabama (en el Centro de Medicina Deportiva Ortopédica), en lugar de Tampa, para que Andrews supervisara la intervención. Me dijeron que me garantizaban al menos 10 años, antes de que el tendón pudiera tener problemas y fue así. Llegué a aumentar entre 2 y 3 millas por hora la velocidad de la recta”.

Y justo una década después, Zambrano volvió a lastimarse. En ese instante formaba parte de la rotación de los Mets.

“No solo se trató del ligamento (colateral cubital medial) sino del músculo flexor. Después que fui operado (por el médico David Altchek, en el hospital para Cirugía Especial de Manhattan), no completé la rehabilitación como debí hacerlo. Me apresuré porque había conseguido un contrato con Toronto como agente libre. A partir de allí el brazo no fue el mismo, nunca tuve la misma velocidad”, recordó Zambrano, que a mediados de 2004 había llegado a Nueva York procedente de Tampa Bay a cambio del entonces prospecto Scott Kazmir.

Antes de volver al quirófano, Zambrano reveló a la prensa de la Gran Manzana que nunca estuvo sano después del cambio, que había estado lanzando con dolor.

“Pero sin duda, la primera Tommy John me ayudó a continuar”, agregó el derecho, que se retiró del beisbol organizado en 2010.

Pérez tiene razones para ser optimista, solo debe apelar a su fortaleza de carácter.

Un grupo de 23

Después de Victor Zambrano en 1996, otros 22 lanzadores venezolanos se han sometido a la Tommy John. Varios de ellos pudieron regresar de manera exitosa, entre ellos Aníbal Sánchez, que fue al quirófano en 2003 cuando era prospecto de los Medias Rojas y volvió para lanzar un partido sin hits ni carreras en 2006, con los Marlins.

Esta es la lista completa de acuerdo con la investigación de Jeff Zimmerman.

José Campos (2014, Yanquis), Martín Pérez (2014, Rangers), Bruce Rondón (2014, Tigres); Rafael Betancourt (2013, Rockies); Sergio Escalona (2012, Astros), Lester Oliveros (2012, Mellizos); Carlos Carrasco (2011, Indios), Juan Carlos Gutiérrez (2011, Diamantes), Carlos Monasterios (2011, Dodgers); Wilmer Font (2010, Rangers), Leandro Marín (2006 y 2010, Medias Rojas); Omar Poveda (2010, Rangers), Héctor Rondón (2010, Indios); Alberth Suárez (2009, Rays); Ángel Guzmán (2007, Cachorros); Fernando Nieve (2007, Astros); Ronald Belisario (2005, Marlins), Frank Mata (2005, Mellizos); Armando Galarraga (2003, Nacionales), Aníbal Sánchez (2003, Medias Rojas); Jesús Delgado (2002, Medias Rojas); Orber Moreno (2000, Reales) y Víctor Zambrano (1996 y 2006, Devil Rays y Mets).

El Dato

Johnny Paredes, un infielder, fue el primer venezolano operado con el procedimiento Tommy John, en 1989 con los Expos. Entre los jugadores de posición también figuran Tomás Telis (2010, Rangers), Javier Herrera (2005, Atléticos), César Izturis (2005, Dodgers) y Rainer Olmedo (2004, Rojos).