• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“De Martín Pérez espero algún día el Cy Young”

Martín Pérez llegó a las mayores como el prospecto número uno de Texas

Martín Pérez llegó a las mayores como el prospecto número uno de Texas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mayoría de los lanzadores llegan a las Grandes Ligas después de cumplir los 23 años de edad. Pero a los 23, Martín Pérez ya estaba en su tercera temporada, lideraba la rotación de los Rangers y vivía dos acontecimientos de importancia capital. 

En mayo de 2014 lanzó dos blanqueos consecutivos. Nadie, ni siquiera Nolan Ryan, lo había hecho en la historia de la franquicia. Y ese mismo mes, sintió el dolor que afecta a quienes sufren la desgarradura del tendón colateral ulnar del codo.

Pérez estaba en su mejor momento, convertido en el as que esperaban los texanos, cuando recibió una de las peores noticias que pueden darle a un lanzador: debía someterse a la cirugía Tommy John pasar y perder un año de acción.

“No se desalentó”, recuerda Félix Olivo, su agente, quien ha acompañado al zurdo desde su salto al profesional. “Decidió que era mejor dar ese paso ahora, y no después. Lo tomó con gran profesionalismo y nunca bajó la cabeza”. 

El zurdo portugueseño retornó luego de 15 meses fuera. El viernes reapareció, con 5.0 innings frente a los Astros. Le hicieron tres carreras y perdió. Loimportante es que el antiguo prospecto número uno de los vigilantes está de vuelta.

“Fue un proceso bastante largo”, recordó Olivo. “Trabajó duro en Texas, luego lo hizo en las instalaciones del Magallanes, siguió en Arlington (a comienzos de 2015), con los trainers de Grandes Ligas y luego en Arizona”.

Muchos han superado la Tommy Jonh para recorrer la mejor parte de sus carreras, como Aníbal Sánchez y Víctor Zambrano, el primer venezolano que se sometió a esa operación.

La juventud ayuda. Y Pérez, en los hechos, es un afortunado: no perdió una zafra completa y se siente fuerte, otra vez. 

“Los resultados están allí”, expresó Olivo. “En su rehabilitación en las menores consiguió 25 ponches y apenas dio 3 boletos. Estamos muy contentos”.

También lo está el manager Jeff Bannister. Luego del encuentro, hizo un balance optimista: “Lanzó bien. Mostró buen ángulo y buen movimiento en su recta. Llegó a 94 (millas por hora). Dejó algunos pitcheos allí, pero su curva estuvo afilada”.

“Esto me dice que ya puedo competir aquí”, replicó Pérez. “Puedo hacer el trabajo. Fue una gran noche”.
El primer lanzador de los Rangers con dos blanqueos consecutivos está de vuelta a las mayores y sus aptitudes de nuevo despiertan grandes expectativas. 

“De Martín espero dos cosas”, concluyó Olivo. “Que un día sea el ganador de un Cy Young, porque tiene cómo hacerlo, y que lance un juego perfecto en la gran carpa. Puede lograr ambas cosas, y sé que algún día así pasará”.