• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Martín Cáceres: Brasil tiene mucho por hacer de cara al Mundial

Vista del interior del estadio Maracaná, donde varios operarios revisan que todo esté a punto para el comienzo de la competición / AP

Vista del interior del estadio Maracaná, donde varios operarios revisan que todo esté a punto para el comienzo de la competición / AP

Los problemas de organización han sido varios en la Copa Confederaciones, considerada un banco de pruebas de cara al Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El defensa uruguayo Martín Cáceres, campeón de la Liga de Italia con el Juventus, dijo a Efe que Brasil "tiene mucho por hacer" de cara al Mundial del próximo año en referencia a las dificultades que se registran en el torneo.

Los problemas de organización han sido varios en la Copa Confederaciones, considerada un banco de pruebas de cara al Mundial.

"Este es un torneo importante pero para el Mundial seguramente vendrá mucha más gente, porque en vez de 8 serán 32 las selecciones participantes y me parece que Brasil tiene mucho por hacer", agregó 'el Pelado' Cáceres en la concentración de Uruguay.

"Tengo entendido que hay muchas quejas entorno a la organización del torneo. Nosotros (los uruguayos) somos de quejarnos poco y tratamos de arreglarnos con lo que tenemos, pero las cosas no están del todo bien", agregó.

Los hoteles en que se alojan las delegaciones fueron decididos por la FIFA y el comité organizador y en algunos casos, aparentemente, no están en el nivel acostumbrado.

Varios de los integrantes de la selección de España denunciaron haber sido víctimas de robo de dinero en su alojamiento en la ciudad de Recife.

En esa misma ciudad, capital del estado de Pernambuco, los uruguayos sufrieron la falta de un lugar adecuado para entrenar porque el estadio asignado quedó anegado por las lluvias.

"Que en junio y julio llueve en esta zona de Brasil no es novedad y si por eso no tenemos lugar para entrenar parece claro que algo está fallando", dijo a modo de queja el seleccionador uruguayo Oscar Washington Tabárez durante una conferencia de prensa.

Los celestes debieron cambiar tres veces en el mismo día su plan de entrenamiento y finalmente eligieron un gimnasio en lugar de un campo frente a la dificultades generadas por las lluvias.

En los días siguientes, cuando se les asignó un campo alternativo, debieron recorrer mas de una hora y media de ida y vuelta a cada entrenamiento a pesar de ser escoltados por la policía para acelerar el viaje.

Para completar el panorama, en su primer traslado debieron esperar que una brigada de trabajadores liberara el único camino de acceso al nuevo lugar de entrenamiento afectado por un derrumbe de tierra que bloqueó el paso.

"Si lo que nos pasó a nosotros le llega a ocurrir a la selección de Alemania o de Holanda todavía te están criticando, pero bueno nosotros somos sudamericanos y le tratamos de poner la mejor buena voluntad", agregó Cáceres a Efe.

Al llegar a la ciudad de Salvador, capital del estado de Bahía, la delegación uruguaya se encontró con una protesta gremial de los trabajadores del hotel elegido por la FIFA para montar el "cuartel general" de la Celeste.

"Yo estoy de acuerdo con que todo el mundo se manifieste, diga lo que siente y piensa y defienda sus derechos", agregó Cáceres.

Sin embargo, "para una selección del primer mundo sería impensable que te despierten en la concentración a las ocho de la mañana con bocinas y parlantes por reclamos sindicales como nos ocurrió", destacó el uruguayo.

Está "clarísimo" que durante un torneo como la Copa Confederaciones "todo lo que sea protesta se magnifica" y "hay una cuestión de oportunidad", dijo en cuanto a los reclamos populares contra las autoridades brasileñas.

Miles de personas se manifestaron durante los últimos días en varias de las principales ciudades de Brasil para protestar tras un incremento del precio del transporte público y para reclamar mayor inversión en salud y educación, entre otras reivindicaciones.

Además, protestaron por lo que consideran gastos excesivos para la organización de la Copa Confederaciones y el Mundial.

"Creo que se están viendo fallas de organización y de infraestructura, con algunos campos de entrenamiento y también de movilidad. Ojalá puedan solucionarlos porque el Mundial es la mayor fiesta del fútbol y todo futbolista quiere estar y disfrutarlo", destacó.

Uruguay llegó a la Copa Confederaciones tras ganar la Copa América 2011 al eliminar en su casa a la Argentina de Messi y compañía y en la final a Paraguay por 3-0.

Los celestes, que en el debut en la Copa cayeron por 1-2 frente a España, actual campeona del mundo y ganadora de las dos últimas Eurocopas, se enfrentarán hoy con Nigeria en partido de la segunda jornada del Grupo B y clave para sus aspiraciones de avanzar a las semifinales del torneo.