• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Manuel Plasencia: El venezolano no puede jugar al catenaccio, porque se aburre

El estratega analizó a profundidad la actualidad del fútbol venezolano y lo que rodea a la selección nacional | Henry Delgado/ El Nacional

El estratega analizó a profundidad la actualidad del fútbol venezolano y lo que rodea a la selección nacional | Henry Delgado/ El Nacional

El estratega repasó los tres meses que tiene al mando de la selección y como ve su sucesión en el cargo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manuel Plasencia llegó a la sede de El Nacional ataviado con una chaqueta que aunque sabe que cargará por poco tiempo, la lleva con un orgullo que se le desborda desde el saludo hasta la despedida. Lo hizo, además, a pie, sin aspavientos y con su característica bonhomía, de la misma forma que desea que sea recordado su paso por el cargo de seleccionador nacional.

Al estratega lo emociona genuinamente el debut de Pedro Ramírez en la selección contra Honduras, y sus ojos se ponen vidriosos cada vez que recuerda las palabras de Oswaldo Vizcarrondo durante ese amistoso. Plasencia, como el resto de Venezuela, está a la expectativa. Quiere saber cuánto tiempo más llevará la chaqueta Vinotinto, y sobre todo, quien la heredará.

 

- ¿Cómo evalúa lo hecho hasta ahora en su tiempo en la selección?

- Ha sido un período de evaluación. Viendo con alegría el crecimiento de algunos jugadores, y el resurgir de otros. Me alegó hacer debutar en la selección a Pedro Ramírez, y ahora verlo en plan estelar en Zamora. También, el regreso de Alejandro Guerra. Creo que él aspiraba a más oportunidades en el pasado, y pienso que las ha debido tener. Lo mismo con Edgar Jiménez.  Después está el crecimiento de Juan Falcón. Para el 5 de marzo estaba lesionado, y no había explotado como ahora; por eso no lo consideré contra Honduras. Hoy sería imprescindible. Él, Salomón Rondón y Mario Rondón. En este tiempo, han destacado muchos jugadores, hay muchos seleccionables, estabilizados. Lo de Arango ha sido fabuloso. Es una gran alegría verlo jugar así.

- Hace poco comentó que tenía una charla pendiente con Arango, ¿Logró hablar con él?

- No he podido contactarlo aún. Sé que espera renovar contrato, y no he querido interferir para nada. No lo he querido molestar. Estoy esperando que regrese de Alemania, con todo resuelto, y cuando lo haga, seguramente conversaremos.

- ¿Qué características debería tener el próximo DT de la selección?

- Somos un país que necesita lideres capaces. La selección es un fenómeno social, un orgullo nacional, que debe ser conducida por un líder, alguien que entienda al grupo, que conozca y sepa los problemas del venezolano, que los viva.  Va a entrenar venezolanos, tiene que saber las cosas, sentir y convivir a la Vinotinto. La selección es la expresión de un pueblo cada vez que sale a jugar, y debe ser llevada por un líder. Luego, debe ser una persona de conducta intachable, además, claro, de un conocedor del fútbol venezolano, del futbolista venezolano y del contexto suramericano, que tiene la eliminatoria más difícil del mundo.   

- Ud. claramente apunta a que el DT debería ser venezolano ¿Ha conversado con alguno de los candidatos que han salido a la palestra?

- Se han hablado de muchos candidatos, los más mediáticos son Richard (Páez) y Noel (Sanvicente). Con Noel tengo tiempo que no hablo, con Richard he conversado dos veces, cortito, pero siempre pendientes de las preocupaciones del fútbol nacional. Lógicamente, respetaré la decisión de la Federación, si desean traer un extranjero, bienvenido sea, contará con todo mí respaldo; pero yo apuesto por el talento nacional. Creo que hay muy buenos entrenadores en Venezuela. Si vamos a traer a alguien para “dolarizar” la selección, creo que sería un error.

- ¿Cómo evalúa a los dos candidatos? ¿Qué cree que le pueden aportar a la selección? ¿Tiene preferencia por alguno?

- No tengo preferencia por ninguno. Creo que ambos son muy capaces. Los dos tienen su estilo, ambos distintos; pero son dos personas muy capacitadas para el cargo. Si la decisión va por ahí, bienvenido sea. Ambos, además, son líderes. Habría que aprovecharlos.

- Richard Páez tenía una idea de juego, luego César Farías otra distinta. Entre las especulaciones, ha habido muchos nombres, pero no se habla de fútbol. Nombra tres cualidades personales, pero ¿no importa la línea futbolística? ¿Es algo secundario?

- Cuando hablé de las condiciones, si, fueron personales, pero lo lógico es que lo deportivo tenga mucho peso. Si tiene mucho fútbol, pero no es líder, entra cojo. Y si es un líder, y es inteligente para elegir bien lo que necesita Venezuela tácticamente, sería lo ideal. Hay que elegir un estilo que encaje con los venezolanos. Los sistemas no pueden ser un capricho del DT. Fue lo que quise prender en los jugadores que estaban en Honduras. Dejar algo ahí.

- ¿Qué se adapta de los estilos de Páez y Sanvicente, al material que tiene Venezuela ahora?

- Los dos lo han mostrado en sus respectivos equipos. A Richard le gusta tener la pelota. Una vez me dijo en el Guillermo Soto Rosa de Mérida: “Hay que borrar el contragolpe, hay que cambiarlo por el golpe”. A él le gusta el toque. Noel es más vertical. Le gusta tener la pelota también, con jugadores con clase pero que improvisen y sepan sacar provecho de las situaciones que crean con eso. Más vertical, directo. Además, él es un irreverente, con el grupo, con su exigencia. La necesidad de Venezuela, se parece a él. Tiene hambre de ganar. Y lo va a transmitir. No me atrevería a sugerir cual es mejor, pero hay material para cualquiera de los dos.

El venezolano es alegre, en todos los aspectos de la vida. Le gusta la fiesta, la alegría, disfrutar lo que hace. Compartir con la tribuna lo que hace en la cancha. Al venezolano le va bien ese estilo de tener la pelota, pero divirtiéndose con ella, improvisando, haciendo cosas diferentes, con un juego alegre. Al venezolano no lo puedes poner a jugar catenaccio, porque se aburre. 

- ¿Hay alguna novedad que desde la Federación Venezolana de Fútbol sobre los amistosos de mayo? ¿Con que tipo de jugadores contaría?

- El llamado cambiaría con respecto al de Honduras. Hoy no se conocible la selección sin Juan Falcón, o sin Salomón Rondón. Estarían los dos. Arango también. Después, habría que revisar otros casos. Mario Rondón en Portugal, habría que ver a Julio Machado, a Rafa Acosta. Hay jugadores que en estos meses han cambiado su estatus.

En cuanto a los partidos, la última vez que conversé con el presidente (Rafael) Esquivel, estaba buscando aún finiquitar uno o dos compromisos. Ojalá se den. Venezuela es un rival apetecible para las selecciones mundialistas. 

- ¿Hubiese querido que este llamado a la selección llegara antes?

- La selección siempre es una ilusión. Me habría gustado estar antes, claro. Pero esto lo he disfrutado mucho. Soy feliz si me tengo que ir mañana. Ya estuve aquí. Guardé el respeto y la admiración del grupo. Me recibieron muy bien. Conalegría, gratitud.  Estaba halagado por el trato tan genuino de los jugadores. Hubo palabras muy bonitas de Vizcarrondo cuando lo nombré capitán. Aristeguieta, Seijas. Claro, guardé la camisa.  Tengo las alineaciones de las distintas selecciones que dirigí. De todas guardo cosa. Desde la camisa, hasta el recuerdo en lo humano, de una conversación o un gesto. Esas cosas son las que quedan. Me siento feliz. 

- ¿Cómo se manejará la selección el día que Juan Arango no esté?

- Venezuela no cambiará, por más que Arango deje de estar. Veo con nostalgia ese día. Con tristeza. Los hombres como él, no deben irse nunca. Él dignifica al ser humano, y enaltece esta profesión. Quiero seguir viendo a la Vinotinto con él. Por eso me cuesta hablar de la selección sin Juan. Pero el tiempo pasa, eso es inevitable, sé que habrá jugadores que asuman su rol cuando él no esté. Lo voy a tratar de convencer de que no se vaya tan pronto. 

- Comentó que le llama la atención la entrega de estos muchachos. ¿Se valora más hoy el ser jugador de selección que en el pasado?

- Este es un grupo de venezolanos diferente. Sienten al país, de verdad. Juegan con la mente y el cuero puesto acá. Ha madurado y ha crecido el valor por la selección. Siempre me tocó grupos comprometidos, salvo raras excepciones. Ese sentimiento, es imprescindible. Un jugador que no sienta la camisa del país, y los problemas y que sienta a Venezuela, siempre estará a medias. Este grupo lo tiene. Lo sienten. Saben que pasa aquí, y lo sienten. Les duele el país. Por eso, cuando salen a la cancha. La camisa nacional, no hay que vestirla, hay que sentirla. Es una pena que n hayamos clasificado al Mundial.

- ¿Era 2014 la mejor oportunidad? ¿Que se le dice a los muchachos para el camino a Rusia 2018?

- Esta era una oportunidad histórica, sin Brasil y con un cupo más. Ojalá que todos hayan pasado la página. El panorama es cuesta arriba para Rusia. Hay que trabajar muchísimo. Bolivia está mostrando en la Libertadores que peleará. Paraguay no va a ser el hazme reír de América. Perú superó muchas cosas con (Sergio) Markarian. Colombia tiene equipo para futuro. Ecuador, igual. Nuestra oportunidad histórica, parecía que era esta. Estábamos ahí. Nosotros hemos crecido, pero ellos también lo harán ahora. 

- En categorías menores, Venezuela logró consolidar una línea ascendente ¿Cómo se maneja esto, para que no se pierda?

- Nos falta ponerle la guinda a la torta. Lograr algo. Y va a seguirlo siendo. Este suramericano juvenil que viene, será muy importante. Lo que hay que hacer, es tratar de lograr algo importante. Nuestra idiosincrasia, como venezolanos, nos obliga a ganar, porque al venezolano no le gusta perder. Históricamente los pueblos, además, siguen a los héroes, no a los mártires. Tenemos que ganar algo.

- ¿Quién ganará el Mundial?

- Están los favoritos de siempre. Alemania, Italia, siempre tiene problemas pero se mete, España, aunque sus figuras vienen a la baja, apuestan a un estilo al que son fieles y les genera incomodidades al rival. Pero el gran favorito es Brasil. No sólo por estar en casa, también por la nueva generación  de jugadores que tienen. Luis Felipe Scolari además, no quiere perder nunca. Puede que no sea el que se vista mejor, el que habla más bonito, pero como trabaja y exige. Creo que Brasil es el gran candidato. Portugal puede ser la sorpresa.

- Entonces, el nuevo seleccionador llegará después del Mundial.

- Por lo que me dijo el presidente, él se va a tomar el tiempo necesario para tomar la decisión. Se va a ir a ver el Mundial tranquilo, y cuando regrese, tomará la que esperamos sea la mejor decisión para todos.