• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Mandato naval

Shamell Stallworth anotó 19 puntos en la segunda parte | William Marrero

Shamell Stallworth anotó 19 puntos en la segunda parte | William Marrero

Marinos de Anzoátegui superó 80 por 76 a Cocodrilos de Caracas, en parte por la orden que obedeció Shamell Stallworth en la segunda mitad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Stallworth anotó 19 puntos en la segunda parte y ratificó su credencial de anotador que trajo de la liga de Brasil
S hamell Stallworth recibió una orden en el medio tiempo que no podía desobedecer. Una resolución de su almirante, el técnico Henry Paruta, fue suficiente para trazar la ruta de un Marinos de Anzoátegui que apunta el rumbo hacia su quinta final consecutiva, después de vencer 80 por 76 a Cocodrilos de Caracas en el Parque Naciones Unidas.

El estadounidense, acostumbrado a brillar en Brasil, no había tenido un papel protagónico en Venezuela como el que tuvo ayer.

"Siempre hacemos ajustes en el medio tiempo", explicó el estratega Henry Paruta.

"En el descanso me gritó y me dijo que lanzara más la pelota. Me dijo que yo estaba aquí en Venezuela para eso. Entendí lo que me estaba pidiendo", detalló el alero de 32 años de edad.

En ese momento, cuando ambos equipos se fueron a los camerinos, la pizarra estaba 38 por 37 a favor de Marinos y Stallworth, quien salió en el quinteto abridor, exhibía en su planilla apenas 2 puntos.

En el tercer cuarto anotó 3 triples y un doble mientras que en el último agregó dos lanzamientos de la larga distancia más dos libres, para 19 unidades en la segunda mitad y 21 en total.

"No sabía cómo era un juego como este (Cocodrilos contra Marinos) en Venezuela. Estaba esperando un juego así.

Soy un jugador que le gusta el público en contra. Eso me da energía", celebró el estadounidense de 1.94 metros de estatura.

Pero como el encuentro tuvo un héroe, en Stallworth, no podía faltar en el rodaje un villano. Ese papel lo hizo un jugador de Cocodrilos.

Paul Marigney, quien fue llamado a tomar el puesto de conductor ante las ausencias de Jesús Centeno y Carl Elliot, salió entre abucheos del gimnasio, por su última decisión.

Ganaba Marinos 78 por 76 y logró robar la pelota con 30 segundos por jugar. Se fue corriendo toda la cancha para intentar empatar el encuentro pero se frenó antes de llegar al aro. No encontró a quien pasar y fue robado por Gregory Vargas cuando la jugada pedía que intentara atacar el canasto.

¿El resultado de su decisión? Marinos atacó rápido y convirtió una bandeja fácil que terminó con las esperanzas de Cocodrilos, equipo que ha caído en tres oportunidades con Marinos en esta semifinal.

Marinos lidera la semifinal con 6 triunfos por un revés mientras que Cocodrilos comparte el segundo lugar con Bucaneros de La Guaira con récord de 4 victorias y 3 derrotas.